Renuncia Van Jones consejero ambiental de la Casa Blanca

El consejero de la Casa Blanca para asuntos ambientales, Van Jones, renunció a su cargo la noche de este sábado tras semanas de controversias por su pasado activismo anti republicano.

“En la víspera de luchas históricas sobre el cuidado a la salud y la energía limpia, opositores de las reformas han montado una viciosa y calumniosa campaña en contra mía”, dijo Jones en una declaración en la que anunció su renuncia justo después de la media noche del sábado.

Jones había sido designado por el presidente Barack Obama como consejero especial para la creación de “empleos verdes”, una iniciativa del mandatario estadounidense orientada a fomentar la creación de nuevos puestos de trabajo en industrias no contaminantes.

Jones, considerado una figura dentro del movimiento ambientalista, trabajaba desde marzo pasado en el Concilio de Calidad Ambiental de la Casa Blanca.

Su designación no requirió ser sometida a la confirmación del Senado, por lo que no fue hasta hace unas semanas que su nombramiento comenzó a provocar controversias por sus pasadas afiliaciones y señalamientos derogatorios sobre republicanos.

En los últimos días, Jones emitió dos disculpas públicas, una por haber firmado una petición en la que se cuestionaba si funcionarios de la pasada administración del presidente Bush pudieron haber permitido deliberadamente que ocurrieran los ataques del 11 de septiembre de 2001 como un pretexto para la guerra.

La segunda disculpa fue por haber utilizado un crudo término para describir a los republicanos en un discurso que dio antes de sumarse a la administración Obama.

Jones estuvo involucrado en la década de 1990 con un grupo denominado “Standing Together to Organize a Revolutionary Movement” (Permanecemos Juntos Para Organizar Un Movimiento Revolucionario).

El grupo, de acuerdo con la descripción de uno de sus fundadores, era anticapitalista, antiguerra y una organización comprometida a alcanzar “solidaridad entre toda la gente oprimida”, con una acción militante directa.

En su juventud, Jones fue un activista pro derechos humanos en California y luego pasó a enfocarse a asuntos de medio ambiente y energía, donde obtuvo reconocimiento antes de sumarse a la administración Obama.

Sin embargo, la oposición a Jones por sus pasadas afiliaciones y comentarios, comenzó a escalar en los últimos días y el viernes algunos legisladores republicanos solicitaron su renuncia.

El senador republicano Christopher S. Bond, urgió en una carta abierta al Congreso investigar el “acomodamiento” de Jones para el cargo de ocupaba en la administración.

“¿Puede el pueblo estadounidense confiar en un alto funcionario de la Casa Blanca que es tan descuidado en su asociación con sentimientos tan radicales y repugnantes?”, cuestionó Bond.

También, el senador republicano John Cornyn, escribió un mensaje en la red social Twitter, diciendo: “Van Jones se tiene que ir”.

Su renuncia es considerada por analistas políticos una rápida victoria de los republicanos y los grupos conservadores.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login