Obligan a empresas en EU a verificar estatus migratorio de empleados

Dallas.- A partir de este martes, todas las empresas que presten algún tipo de servicio al gobierno estadounidense estarán obligadas a usar el sistema electrónico “E-Verify”, para constatar el estatus legal de sus trabajadores y detectar a indocumentados.

La obligatoriedad del uso del sistema “E-Verify”, operado por el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, se había pospuesto en cuatro ocasiones ante la oposición de organismos empresariales como la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

Sin embargo, a partir de este martes, los contratistas del gobierno federal estarán obligados a confirmar los números de Seguro Social de sus trabajadores, con los datos que aporta la Administración del Seguro Social en internet.

El programa prevé que en caso de que el patrón encuentre una discrepancia en el número o nombre del trabajador y no pueda verificar su estatus legal, éste contará con ocho días para despedir a ese empleado.

De no hacerlo, el padrón podría enfrentar cargos y multas por emplear a indocumentados.

El sistema se ha venido utilizando en forma voluntaria desde hace más de dos años y actualmente unas 145 mil compañías están suscritas al mismo.

En 13 entidades del país, las legislaturas han aprobado leyes para hacerlo obligatorio a todo tipo de empresas.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos y otros organismos empresariales trataron de detener la obligatoriedad del sistema ante los costos que les acarreará tener que verificar la legalidad laboral de cada uno de sus trabajadores.

“Si tú tienes entre seis mil y 100 mil empleados, existe un alto costo involucrado en el tiempo y el esfuerzo que toma el verificar a cada uno”, dijo Lynn Shotwell, directora ejecutiva del Concilio Americano de Personal Internacional, que agrupa a grandes empresas.

También las firmas se preocupan de tener que despedir a múltiples empleados, que han trabajado con ellas desde hace tiempo, pero que al tener que ser sometidos ahora a la verificación obligatoria, se descubra que no están autorizados a trabajar en este país.

Los grupos empresariales han advertido también que el E-Verify, se sustenta en bases de datos plagadas de errores que nunca fueron designadas como una herramienta de inmigración y que puede conducir a despedir a trabajadores legales.

Bajo las reglas del E-Verify, las compañías cuentan con un plazo de 30 días para verificar la legalidad laboral del trabajador.

Bill Wright, vocero de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración, defendió el programa al asegurar que el E-Verify, es un sistema más rápido y preciso que los primeros sistemas que comenzaron a utilizarse hace unos años.

Las primeras versiones del E-Verify no eran muy exactas al grado que llegaron a clasificar al 20 por ciento de todos los trabajadores como ilegales.

Sin embargo, tras años de refinar el programa, el índice ha disminuido a un tres por ciento, aseguró Wright.

El vocero sostuvo que sólo una décima parte del tres por ciento ubicado como trabajador ilegal, constituye un error del sistema, por tener equivocado el número de Seguro Social o tener los nombres erróneos.

“Eso básicamente significa que el 2.8 por ciento se ha encontrado que son empleados no autorizados para trabajar en Estados Unidos”, señalo Wright.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login