Piden a Obama en Chicago cumpla su promesa de reforma migratoria

Chicago.- Cerca de mil 500 inmigrantes marcharon por las calles de Chicago para exigir al presidente Obama que cumpla su promesa de impulsar en el primer año de su gobierno la reforma migratoria.

Fue una marcha de inmigrantes principalmente mexicanos organizada por el sacerdote José Landaverde, pastor de la Iglesia Anglicana Misión de Nuestra Señora de Guadalupe, del vecindario La Villita y apoyada por organizaciones comunitarias y sindicatos.

Tres ataúdes abrieron esta manifestación en contra de las redadas y deportaciones, uno de ellos en memoria de “104 muertos en las cárceles de Inmigración”, otro por los “472 decesos en la frontera común cada año” y el tercero dedicado a “128 víctimas recientes en el desierto de Arizona”.

La marcha salió en punto de las 11:00 horas del Parque Unión y realizó el mismo recorrido de las megamarchas que son realizadas el 1 de Mayo desde 2006, hasta llegar a la Plaza Federal.

Durante el trayecto los manifestantes portaron banderas de Estados Unidos y México, mientras gritaban consignas dirigidas al presidente Obama y agitaban carteles con frases como: “Obama cumple tu palabra”, “Legalización o no hay reelección”.

Una enorme manta con la frase “Obama y Congreso, alto a las redadas y deportaciones” dividía el contingente, integrado también por líderes comunitarios, jóvenes que amenizaron el recorrido al utilizar botes de pintura como tambores, representantes de la comunidad gay y algunos activistas estadounidenses solidarios.

Antes de llegar al centro de la ciudad, una veintena de niños -hijos de mexicanos deportados- se encadenaron con grandes eslabones de cartón y se pusieron camisetas con la leyenda “alto a la separación de familias”.

El padre Landaverde y la activista Ema Lozano coordinaron el mitin, en el cual participaron cerca de 20 oradores -la mayoría de ellos religiosos de distintos credos- y que inició con una oración conducida por el sacerdote Walter Coleman, de la Iglesia Metodista San Adalberto, que refugiado a Elvira Arellano y Flor Crisóstomo.

“Presidente Obama y líderes del Congreso, si no paran las deportaciones habrá consecuencias graves y un pueblo se va a levantar!”, sentenció Coleman, al concluir el rezo.

De acuerdo con el activista Jorge Mújica, organizador de las marchas de inmigrantes de mayo, el valor de esta manifestación está en que es la segunda vez en un año que se ocupan de manera masiva las calles de Chicago para protestar por una reforma migratoria y la primera vez que se hace en el Día del Trabajo.

“El alcalde Richard Daley prohibió los desfiles en este día porque ensucian la ciudad y nosotros le estamos regresando el valor a la conmemoración del “Día del Trabajo” tanto el 1 de Mayo, que es recordado en nuestro país de origen, como este primer lunes de septiembre que es conmemorado en Estados Unidos”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login