Fotógrafa Leibovitz evita embargo de sus obras tras acuerdo con acreedores

NUEVA YORK (AFP) – La fotógrafa Annie Leibovitz, al borde de la bancarrota tras empeñar todos sus bienes, anunció que llegó a un acuerdo este viernes con su acreedor, que retiró una demanda por 24 millones de dólares.

“En estos tiempos difíciles, agradezco a Art Capital por todo lo que han hecho para resolver este asunto y por su respaldo”, dijo en un comunicado Lebovitz, que escapa así al embargo de sus obras.

En plena tormenta de la crisis, Leibovitz hizo en diciembre de 2008 lo que muchos artistas y coleccionistas de arte: recurrir a una institución financiera que le prestó dinero a cambio de una hipoteca sobre las obras.

Pero la artista terminó debiendo 24 millones de dólares y el 8 de setiembre venció el plazo a partir del cual entraba en bancarrota si no devolvía el dinero a Art Capital, que le inició una demanda reclamándole lo pactado.

De no poder pagar, Leibovitz podía perder el trabajo de una vida, así como sus lujosas propiedades, incluyendo una casa de varios pisos en el Greenwich Vilage de Manhattan, que había puesto como garantía.

Conforme al acuerdo anunciado este viernes, la deuda de Leibovitz queda refinanciada con una nueva fecha de vencimiento, Art Capital retira la demanda y la artista recupera por ahora los derechos sobre todas sus obras y bienes.

“Nos alegramos de poder seguir ayudando a que Leibovitz alcance la estabilidad financiera y estamos orgullosos de haberle sido tan útiles en este momento de su vida y su carrera”, dijo Ian Peck, presidente de Art Capital.

Leibovitz, de 59 años y nacida en Connecticut, está especializada en fotografiar a los famosos y es considerada como una de las mejores retratistas contemporáneas.

Desde el cantante John Lennon desnudo con Yoko Ono, fotografiado horas antes de su asesinato en 1980, hasta la reina Isabel de Inglaterra, pasando por Demi Moore embarazada y desnuda, es difícil encontrar un famoso que no se haya retratado con Leibovitz, que debutó en la revista Rolling Stone en 1970.

Desde que el New York Times reveló sus dificultades a principios de año, la ciudad entera especula sobre las razones de la caída en desgracia de una de sus mejores artistas.

Según la revista New York Magazine, la fotógrafa conocida por armar puestas en escena en los lugares más insólitos, fue perdiendo contacto con la realidad por su lujoso tren de vida.

En otra demanda contra la famosa artista, el fotógrafo italiano Paolo Pizzetti la acusó este mes de haberle robado imágenes.

Pizzetti alega que la fotógrafa había usado imágenes tomadas por él en distintos lugares de Venecia y Roma para usarlas en una campaña publicitaria.

Dos de las fotografías que tomó –mientras buscaba lugares para una campaña publicitaria de una marca de café– fueron usadas e incluso se les sobreimprimieron dos modelos, denuncia el fotógrafo.

Pizzetti reclama que no se usen más sus imágenes, así como un resarcimiento de 150.000 dólares por cada infracción.

You must be logged in to post a comment Login