Brasil presiona a Francia para que formalice oferta de cazas

BRASILIA (AFP) – Brasil le puso fecha a la fabricante francesa Dassault para que concrete una propuesta de venta de 36 aviones de combate Rafale, aumentando así la presión en una millonaria licitación que también ambicionan Suecia y Estados Unidos.

Brasil puso fecha, el 21 de setiembre próximo, para que la fabricante francesa Dassault “formalice ante la Fuerza Aérea Brasileña (FAB) una nueva propuesta comercial para los cazas Rafale, que sea compatible con los parámetros referidos por el presidente francés, Nicolás Sarkozy”, anunció el ministerio de la Defensa en un comunicado la tarde del viernes.

La oferta de Sarkozy durante una visita a Brasilia el lunes llevó al presidente Luiz Inacio Lula da Silva a anunciar que Brasil iniciaría negociaciones con la constructora del Rafale para comprar los 36 cazas, reforzando la preferencia por Francia expresada por el mandatario brasileño desde hace más de una semana, aunque sin que la licitación haya sido cerrada.

“Sarkozy fue hasta ahora el único presidente que me dijo textualmente que quiere transferir no sólo la tecnología a Brasil, sino hacer el avión aquí y que Brasil tenga disponibilidad para vender lo producido aquí en toda América Latina”, dijo Lula el viernes a periodistas.

Sarkozy también asumió “el compromiso de ofrecer los aviones Rafale a precios competitivos, razonables y comparables con los pagados por las Fuerzas Armadas de Francia”, informó el ministerio de la Defensa brasileño.

“Ahora vamos a saber si Dassault está dispuesta a flexibilizar (el nivel de) la propuesta de Sarkozy”, añadió el mandatario brasileño.

Y también: “si alguien (entre las competidoras) quiere hacer una oferta mayor (que la de Francia), que la haga, la negociación es así”.

La fecha límite del 21 de setiembre vale también para que las otras dos empresas competidoras (la estadounidense Boeing con su avión F18 y la sueca Saab con el Gripen) presenten propuestas “que busquen equipararse a la francesa”, añade el comunicado.

La Fuerza Aérea Brasileña informó que Suecia y Estados Unidos ya indicaron que quieren mejorar sus ofertas.

En comunicados de prensa en la semana, tanto Saab como la embajada de Estdos Unidos se comprometieron a transferencias claves de tecnología.

Son áreas prioritarias en la evaluación técnica de la FAB: transferencia de tecnología, dominio del sistema de armas, participación de la industria nacional y oferta comercial.

“Queremos transferencia de tecnología y queremos construir los aviones en Brasil”, dijo Lula, quien también fue tajante al reservarse la última palabra en la decisión: “La Fuerza Aérea tiene un conocimiento tecnológico para hacer la evaluación y la hará (pero) la decisión es política y estratégica, y esa es del presidente de la república y de nadie más”.

A pesar de coincidir en que la transferencia tecnológica parece ambiciosa, una de las objeciones que los analistas han puesto al paquete francés, evaluado por una fuente de la presidencia francesa en 7.000 millones de euros (cerca de 10.000 millones de dólares), es su elevado precio.

Al margen de los aviones, Brasil acaba de cerrar con Francia la mayor compra de Defensa desde la Segunda Guerra Mundial, valorada en 24.000 millones de reales (más de 12.000 millones de dólares), y que supone la compra de cuatro submarinos de ataque Scorpene convencionales, más un casco que Brasil adaptará a propulsión nuclear, y 50 helicópteros.

Los equipos serán fabricados en Brasil y suponen transferencia de tecnología, ha informado Brasil, que quiere relanzar su industria de Defensa.

Francia, en contrapartida, ha dicho que pretende comprar diez aviones de transporte militar KC-390, el llamado “Hércules brasileño”, que la brasileña Embraer pretende desarrollar, un proyecto en el que Francia también podría participar.

You must be logged in to post a comment Login