Certifica EU a Colombia en derechos humanos

Estados Unidos certificó al gobierno y a las fuerzas militares colombianas en materia de derechos humanos, aunque indicó que debe haber mejoras, informó vocero del Departamento de Estado, Ian Kelly.

La certificación, que realiza el gobierno estadounidense en cumplimiento con la ley, permite la entrega de fondos de asistencia de Washington para las fuerzas armadas colombianas.

“No hay duda que debe haber mejoras en ciertas áreas, pero el gobierno colombiano ha hecho esfuerzos significativos para incrementar la seguridad de su pueblo y promover el respecto a los derechos humanos por parte de sus fuerzas armadas y, por lo tanto, ha cumplido con los criterios de la certificación”, señaló.

Afirmó que años de reformas y entrenamiento han llevado a un mayor respeto y entendimiento de los derechos humanos por parte de la mayoría de los militares y que la Fiscalía General colombiana “ha logrado avances significativos en la investigación y proceso de casos de derechos humanos” en los últimos años.

Citó como ejemplo que el año pasado la oficina del fiscal general arrestó a varios generales por cargos de derechos humanos, y acusó a cinco miembros del batallón “La Popa” del ejército por confabularse con paramilitares en el asesinato de 20 civiles.

Asimismo, señaló que la fiscalía logró condenar a siete soldados en conexión con el asesinato de un miembro de la Comunidad de Paz de San José y acusó a otros 10 en relación con la masacre de febrero de 2005 de ocho miembros de la misma comunidad.

Kelly consideró como “positivos” esos avances, pero afirmó que Colombia continúa enfrentando “desafíos preocupantes” como los asesinatos extrajudiciales que muestran que las reformas en las fuerzas armadas todavía no se han concretado plenamente.

Tanto las fuerzas armadas como la oficina del Fiscal General actuaron con rapidez tras revelaciones de los asesinatos de 2008 de la localidad de Soacha al despedir a 51 miembros de las fuerzas armadas e investigar a 75 soldados, indicó.

El caso de Soacha no es un incidente aislado y son necesarias acciones adicionales de las fuerzas armadas para resolver y eliminar los abusos y mejorar la cooperación con el fiscal general para un rendimiento de cuentas de los responsables, enfatizó.

Calificó como “preocupantes e inaceptables” alegaciones de interceptaciones domésticas y vigilancia del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) aunque resaltó como “positivo” la atención de la Fiscalía General en procesar esos crímenes.

Indicó, sin embargo, que la prensa y organizaciones no gubernamentales (ONG) alegan la continuación de actividades criminales, por lo cual urgió al gobierno a tomar medidas y a la Fiscalía General a que realice una investigación rigurosa para determinar la magnitud de los abusos.

Estados Unidos continúa preocupado por los asesinatos extrajudiciales y las alegaciones contra el DAS, y seguirá buscando mejoras en la situación de derechos humanos y destacar la importancia en ese tema, señaló el vocero.

Agregó que Washington está dispuesto a tomar medidas para mejorar el respeto de los derechos humanos por parte de las fuerzas armadas, mejorar la investigación y el proceso de casos de la fiscalía.

Así como fomentar el diálogo constructivo entre el gobierno colombiano y grupos de la sociedad civil y apoyar investigaciones independientes por el “escándalo” del DAS.

A través de este proceso, tanto en Washington como en la embajada estadounidense en Bogotá, Estados Unidos continuará contando con la experiencia de grupos de derechos humanos colombianos e internacionales, así como de la sociedad civil, dijo Kelly.

“Apreciamos el compromiso de estos grupos para el continuo mejoramiento de la situación de derechos humanos en Colombia y aplaudimos su muchas veces trabajo peligroso”, anotó.

Capturan a general colombiano por masacre

Bogotá.- La Fiscalía de Colombia capturó al general en retiro del Ejército, Francisco Pedraza, presunto responsable de la masacre d

You must be logged in to post a comment Login