Dan último adiós a asesinado fotoperiodista Christian Poveda

Por Arely Muñoz.

San Salvador.- El arzobispo de San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, ofició una misa esta semana para dar el último adiós al asesinado fotoperiodista y cineasta franco-español Christian Poveda, autor del documental “La vida loca” sobre los maras.

La eucaristía, a la que asistieron familiares del fallecido, funcionarios, periodistas nacionales, corresponsales extranjeros y diplomáticos tuvo lugar en la capilla de la funeraria Montelena.

La capilla se encuentra en el Antiguo Cuscatlán, al sur de la capital, y en ella se escucharon sollozos intensos por la muerte del periodista.

El cadáver de Poveda, quien cubrió la guerra de El Salvador (1980-1992) y residía en el país desde hacía tiempo, fue cremado la víspera y sus cenizas -que yacían en una caja de madera en el altar principal de la capilla- serán repatriadas a Alicante, España.

Una gran foto de Poveda, quien falleció a los 54 años, fue llevada por colegas hasta el sitio, donde el obispo la bendijo al tiempo que llamó durante la misa a detener la violencia que golpea a El Salvador, con más de 12 homicidios diarios en promedio.

El religioso calificó el crimen de Poveda como un hecho “muy doloroso e irreparable”, al tiempo que ofreció las condolencias a la familia del periodista, acribillado el 2 de septiembre, cuando regresaba de filmar otro documental de las maras en La Campanera.

Señaló que Poveda trató de retratar a través de la cámara la mirada de estos grupos violentos desde otra perspectiva, como es la prevención y el lado humano del fenómeno de las maras.

La muerte del documentalista que amó a este país no debe de quedar en el olvido y debe ser un punto de partida para que toda la sociedad cambie sobre este tema desgarrador, dijo.

Edgar Romero, el inseparable fotoperiodista de Poveda con quien montó varias exposiciones fotográficas sobre la memoria histórica de este país, dijo a Notimex que el fenómeno de la violencia juvenil está pasando a límites incontrolables.

“Christian representaba a la persona que era el principal interlocutor con ellos (los pandilleros de la Mara 18) con los que había logrado confianza y que podría estar moviendo un esfuerzo por ver desde otra visión el tema de la pandillas”, manifestó Romero.

El crimen del cineasta tocó “la fibra del periodismo” en el país, ya que esta profesión es noble y cuando sucede lo que en este caso se dio es obvio que “esos límites se están rebasando”, dijo.

A partir del homicidio del colega “lo que nosotros estamos buscando es que la figura de Christian signifique un mejor después (en este tema)”, añadió.

Recordó las palabras de Poveda, que decía: “Aquí se mata y se recontramata”, y explicó a la vez que este flagelo de las maras -como lo analizaba su colega- tiene raíces estructurales sociales como la desintegración familiar y la marginación.

“Aquí el problema no es quiénes fueron las víctimas. Eso pasó a un segundo término. Creo que lo que más compete es decir, creo que hemos perdido al interlocutor que nos podía permitir avanzar en eso”, agregó el fotoperiodista.

Romero dijo que Poveda se había acercado al presidente salvadoreño Mauricio Funes para intentar resolver a través de su mediación este grave problema de las maras, aunque no pudo precisar en qué “etapa estaba” ese diálogo.

La hermana del cineasta, María José Poveda, desde el altar de la capilla y con la voz entrecortada, agradeció las condolencias y pidió recordar a su hermano como el gran profesional que fue y que ese trabajo que realizó siga adelante por “este país que tanto amó”.

“Tengo el corazón muy triste”, pero que su muerte sirva para cambiar a esta sociedad, apuntó María José.

La embajadora de Francia, Blandine Kreiss, expresó a su vez que Poveda rechazaba la violencia y estaba en contra de los delincuentes que reclutaban niños para enrolarlos en las pandillas, al tiempo que pidió a las autoridades el esclarecimiento del crimen.

La presidenta del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP), Aída Santos Escobar,

You must be logged in to post a comment Login