El fotógrafo francés Willy Ronis muere en París a los 99 años

PARÍS (AFP) – El fotógrafo Willy Ronis, decano de los fotógrafos franceses, murió el sábado en París a los 99 años, indicó a la AFP el jefe de Eyedea Presse, organismo del que depende la agencia de fotografía Rapho donde trabajaba.

El fotógrafo, que sólo se desplazaba ya en silla de ruedas, estaba muy débil a causa de su edad y las diálisis a las que era sometido, dijo Stephane Ledoux, director de Eyedea (a la que pertenecen también Gamma, Rapho y otras agencias).

Pero pese a la edad y la enfermedad Ronis “conservó su lucidez y su gracia hasta el último momento”, subrayó.

“Su fotografía era humanista y verdadera. Era uno de los más grandes fotógrafos de su tiempo”, dijo Ledoux. “Nos entristece mucho. Siempre fue fiel a Rapho y deja solos a un equipo y a personas con las que trabajó durante años”, agregó.

Willy Ronis llegó a la fotografía profesional casi por accidente, en 1936, pues al inicio, este contemporáneo de los grandes fotógrafos Robert Doisneau y Henri Cartier-Bresson, tuvo una atracción especial por la música y el dibujo. Su padre, ucraniano, era fotógrafo de barrio. Su madre, lituana, daba clases de piano. Nacido en 1910, en París, el autor de los “Enamorados de Bastilla” realizó su primera fotografía a los 16 años.

De regreso del servicio militar en 1932, Willy Ronis dejó la música para retomar el negocio de su padre, pero molesto por el trabajo sedentario, se fue a la montaña y realizó allí reportajes sobre los deportes de invierno. Al morir su padre, en 1936, Ronis dejó el almacén y se convirtió en fotógrafo de prensa, industria, moda y publicidad.

El año 1936 fue el del Frente Popular En Francia y Ronis publicó en la revista “Miradas” sus primeros reportajes sobre los movimientos sociales, en especial las huelgas en la fábrica Citroën. Durante la Segunda Guerra Mundial dejó la fotografía, y se dedicó al teatro, a la decoración cinematográfica y a la pintura de joyas con su esposa Marie-Anne, entre otras actividades.

Cuando llegó la Liberación del país, Ronis participó en el renacimiento de la prensa ilustrada y en 1946, formó parte del primer equipo de la agencia Rapho, al lado de Robert Doisneau y Brassai. A partir de 1947, Ronis se apasionó por los barrios populares de Belleville y Menilmontant y caminó por las calles de ese París popular, al que plasmó en fotografía.

A fines de los años 70 le llegó la consagración con el Gran Premio de las Artes y las Letras para la fotografía (1979) y uno de sus libros recibió el prestigioso premio Nadar (1981). Después, se sucedieron exposiciones, retrospectivas y homenajes, en especial en París, y a fines de 2008 publicó “Nubes”, con muestras de 56 años de trabajo fotográfico.

You must be logged in to post a comment Login