Persisten temores a ocho años del 9-11

Los temores sobre el terrorismo persisten en Estados Unidos al cumplirse ocho años de los fatídicos atentados del 11 de septiembre de 2001 que dejaron casi 3 mil muertos.

Un ejercicio de la Guardia Costera en el Río Potomac el viernes, día de los actos conmemorativos, provocó una temprana alarma sobre una posible violación a una zona restringida a la navegación.

La cadena CNN reportó varios disparos desde una lancha patrullera rápida de la guardia, pero aclaró luego que en realidad eran parte de un ejercicio de entrenamiento.

El incidente recordó lo ocurrido en abril pasado a los neoyorquinos cuando el vuelo de un Boeing 747 con el sello presidencial, escoltado por dos cazas F-16 de la Fuerza Aérea, sobrevolaron para una sesión fotográfica por el bajo Manhattan, Staten Island y la Estatua de la Libertad.

En lo que parecía una broma de mal gusto, los residentes de Nueva York llamaron a números de emergencia y salieron despavoridos a las calles.

El presidente Barack Obama aceptó la renuncia de Louis Caldera como director de la Oficina Militar de la Casa Blanca por autorizar ese vuelo y se disculpó por ese “error”.

Las teorías de la conspiración con relación a los atentados tampoco han terminado. Hay quienes dicen que la caída de las Torres Gemelas fueron controladas y otros afirman que el anterior presidente George W. Bush permitió los ataques para justificar la invasión de Irak.

Van Jones, asesor de Obama en asuntos medioambientales, renunció recientemente tras reportes de que había usado palabras insultantes contra los republicanos y por firmar una petición que pedía investigar si Bush estaba involucrado en los atentados.

Lo cierto es que Estados Unidos hasta ahora no ha capturado a Osama bin Laden, líder de la red extremista Al Qaeda vinculado con los atentados.

Asimismo, Obama enfrenta muchas dificultades en Afganistán, donde Estados Unidos y sus aliados derrocaron a los talibanes luego de los ataques, pero la violencia persiste en ese país.

Actividades por el 911

El presidente Obama y su esposa Michelle hicieron en la Casa Blanca un minuto de silencio a las 8:46 a.m., hora en que el primer avión secuestrado fue estrellado contra una de las Torres Gemelas en Nueva York.

A las 9:30 am. el mandatario participó con el secretario de Defensa, Robert Gates, en la colocación de una ofrenda floral en el Monumento del Pentágono, en Arlington, Virginia, a unos pocos kilómetros de Washington.

En el Pentágono, que es la sede del Departamento de Defensa, murieron 184 empleados del gobierno y pasajeros del vuelo 77 de American Airlines, que se estrelló en ese edificio a las 9.37 a.m.

Como parte del Día Nacional de Servicio, como se ha declarado el 11 de septiembre, familiares de las víctimas y voluntarios leyeron los nombres de los fallecidos ese día en el World Trade Center.

En los actos participaron el alcalde de esa ciudad, Michael Bloomberg, el gobernador de Nueva York, David Paterson; el gobernador del vecino estado de Nueva Jersey, Jon Corzine, y el ex alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, quien ocupaba el cargo cuando ocurrieron los ataques.

Los asistentes hicieron un minuto de silencio a las 9.03 a.m., hora en que el vuelo 175 de la aerolínea United, embistió contra la Torre Sur del World Trade Center.

Otros momentos de silencio recordaron la caída de las Torres Gemelas en la zona cero de Nueva York. A las 9.50 a.m. cuando se desplomó la Torre Sur y a las 10:29 a.m. cuando se derrumbó la Torre Norte.

El secretario del Interior, Ken Salazar, y el ex secretario de Estado, Colin Powell, participaron en actos en Shanksville, Pensilvania, donde se estrelló sin alcanzar su objetivo el cuarto avión, que fue el vuelo 93 de la Aerolínea United, que costó la vida a los 40 pasajeros y la tripulación.

Obama promete lucha sin tregua contra Al Qaeda

“Renovemos nuestro determinación contra aquellos que perpetraron este bárbaro acto y que aun continua complotando en nuestra contr

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login