Protesta Greenpeace contra centrales nucleares en Alemania

Berlín.- La organización no gubernamental de protección al medio ambiente Greenpeace se manifestó en las centrales atómicas de Neckarwestheim y Philippsburg, en el estado federado alemán de Baden-Wurttemberg, en favor de su desactivación.

Los activistas de Greenpeace colgaron una pancarta en la torre de refrigeración de la central de Neckarwestheim donde se podía leer: “Sólo es seguro desconectar la central de energía atómica de Neckarwestheim”.

Una acción parecida realizaron en la central de Philippsburg, en Karlsruhe, al tiempo que una manifestación de una hora de duración se llevó al mismo tiempo en siete de los más antiguos reactores de energía atómica de Alemania.

“Existe un gran peligro para miles de personas provocado por las más antiguas centrales de energía atómica de Alemania”, dijo Heinz Smital, experto en energía atómica de Greenpeace.

Indicó que “a pesar de que los organismos públicos conocen los riesgos, lo ignoran de manera irresponsable. Las ocho centrales atómicas más antiguas de Alemania podrían desconectarse ya, sin afectar al suministro de electricidad del país.

“Hasta 2015 podemos dejar de utilizar por completo la energía atómica y utilizar fuentes de energía renovables”, declaró Smital.

“No puede ser que primero tenga que suceder un accidente para que los políticos se pongan manos a la obra”, añadió el experto de Greenpeace.

“La Unión Cristiano Demócrata (CDU) y la Unión Cristiano Social (CSU) y el Partido Liberal abogan por alargar el periodo de tiempo acordado por el anterior gobierno socialdemócrata para desconectar de manera definitiva las centrales atómicas más antiguas. Con ello provocan que el gran riesgo sea constante”, dijo Heinz Smital.

“Angela Merkel (CDU) y Guido Westerwelle (FDP) ponen la seguridad del pueblo en peligro en beneficio del consorcio atómico. La mayoría de los alemanes están en favor de la salida de la energía atómica”, agregó el experto.

Se remitió a la encuesta encargada por la organización y dada a conocer hace poco, donde dos terceras partes de los alemanes quieren dejar de usar la energía atómica.

El pasado sábado miles de manifestantes, unos 50 mil según organizadores, salieron a las calles de Berlín para alzar sus voces en contra de modificar los plazos impuestos por la ley de 2002 para desconectar en forma definitiva las 17 centrales de energía nuclear para 2021.

De esta manera, la energía atómica vuelve a estar en boca de todos los ciudadanos alemanes unas semanas antes de las elecciones de Alemania.

Los partidos se dividen en dos grupos, por un lado, el Partido de Los Verdes (Die Grunen), el Partido Social Demócrata (SPD) y La Izquierda (Die Linke), en contra de postergar la desconexión.

Mientras que la CDU y el FDP que quieren aplazarla entre 10 o 15 años.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login