Morales denuncia bases militares de EEUU en primer viaje oficial a España

LEGANÉS, España (AFP) – El presidente boliviano, Evo Morales, comenzó este domingo su primera visita oficial a España con un encuentro con la comunidad boliviana en el que pidió ayuda para “acabar” con las bases militares en Latinoamérica y abogó por la ciudadanía universal.

Ante varios miles de ciudadanos bolivianos y de otras nacionalidades congregados en la plaza de toros de Leganés, a las afueras de Madrid, Morales recordó que bajo la nueva Constitución de su país “no se permite ninguna base militar extranjera, menos de EEUU”.

“En Latinoamérica, donde hay una base militar de Estados Unidos, hay golpes militares”, aseguró el presidente, recién llegado de Ginebra, por lo que pidió “a los movimientos sociales de Europa y del mundo: ‘Ayúdennos a acabar con las bases militares en Latinoamérica'”.

El reciente acuerdo entre Estados Unidos y Colombia para instalar varias bases militares en el país latinoamericano ha provocado la oposición de varias naciones de la región, entre ellas Bolivia.

Asimismo manifestó que “es un gran error” declarar ilegales a los extranjeros que llegan a Europa sin pasar por el proceso de regularización.

“Como antes europeos y españoles llegaban a Bolivia y nuestros abuelos nunca dijeron que eran ilegales, ahora que los latinoamericanos vienen a Europa, no pueden ser declarados ilegales”, llamó.

“Todos tenemos derecho a habitar en cualquier parte del mundo, respetando las normas de cada país”, defendió, y recordó que su gobierno trabaja en la ONU en favor de la ciudadanía universal.

En España viven unos 98.000 bolivianos regularizados y unos 250.000 en total.

Morales, que es candidato a la reelección en los comicios del 6 de diciembre, prometió también que ampliará la ley que permite votar en las elecciones bolivianas a los nacionales que viven en el extranjero.

La embajadora boliviana en Madrid, Carmen Almendras, negó en una carta al diario El País que el acto con el que Morales empezó su visita a España sea un mitin, como había anunciado el diario, y denunció “la permanente línea tendenciosa” con la que la publicación “cubre la práctica totalidad de las informaciones sobre el pueblo boliviano”.

En el acto también participaron la escritora española Rosa Regás y el ex director de la UNESCO Federico Mayor Zaragoza, quien agradeció el trabajo del presidente boliviano “por haber situado la cultura de paz en la propia Constitución” y su defensa en favor de los más “desposeídos”.

“Solo ahora la democracia boliviana representa a todo el pueblo sin excepción (…), beneficiándose de esos inmensos recursos naturales, hoy especialmente en un horizonte industrial del litio”, señaló.

Morales iniciará el lunes su primera visita oficial a España de dos días, en la que se reunirá con el Rey Juan Carlos I, con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y con responsables de empresas instaladas en el país como la petrolera Repsol y otras del sector de la energía e infraestructuras.

Le acompañan el ministro de Hidrocarburos, Oscar Coca, el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivia (YPFB), Carlos Villegas, y otros miembros del gobierno.

Morales pretende buscar “inversión, créditos” y “cooperación” en España, declaró el sábado a la televisión boliviana.

Durante la visita se firmará un acuerdo que permitirá el voto de los bolivianos residentes en España en las elecciones municipales españolas. España ha firmado varios acuerdos de este tipo con varios países en los últimos meses.

Asimismo se firmará un acuerdo para que el ministerio español de Justicia ayude a la creación de una abogacía del Estado en Bolivia, además del tercer programa de condonación de la deuda boliviana con España, de unos 80 millones de dólares.

Un responsable del conservador Partido Popular denunció este domingo que “España se está convirtiendo en una sala vip del populismo internacional” con la visita de Morales

You must be logged in to post a comment Login