Morales y empresas españolas subrayan “sintonía” pero mantienen exigencias

MADRID (AFP) – El presidente boliviano y los empresarios españoles dieron cuenta este lunes en Madrid de su sintonía después de las tensiones provocadas por la nacionalización de los hidrocarburos bolivianos en 2006, aunque ambos dejaron claras sus exigencias para invertir en el país.

Mientras Evo Morales afirmó que su país “necesita” inversiones y “socios”, los directivos con los que se reunió en su primera visita oficial a España reconocieron que “aunque en un primer momento costó encontrar la sintonía con el gobierno de Morales, en la actualidad la relación es fluida y las empresas españolas se sienten bien recibidas y tratadas”.

Bolivia “está considerado como estratégico para las inversiones españolas debido a su potencial y riqueza en recursos naturales” y las compañías españolas aceptan “el proceso de cambio que se está produciendo” en el país, indicaron en un comunicado del consejo de cámaras de comercio españolas.

El presidente boliviano habló además durante una conferencia a empresarios y diplomáticos de las “buenas relaciones” que mantiene su gobierno con la petrolera Repsol.

El mandatario se entrevistó con su presidente, Antonio Brufau, quien le hizo “propuestas”, según Morales, que no precisó cuáles.

Pero ambos dejaron claras sus condiciones.

“Queremos socios, no dueños de nuestros recursos naturales”, matizó Morales, que avisó de que las compañías extranjeras deben “respetar las normas bolivianas” y no “conspirar contra el gobierno boliviano”.

“Tenemos interés en que podemos industrializar la salmuera, el litio, y quisiéramos empezar negociaciones no solamente con empresarios españoles”, precisó Morales, que aseguró que ésta “va a ser la inversión de este milenio”.

Varias compañías de Francia, Corea del Sur y Japón se han mostrado interesadas en la extracción del litio boliviano.

“Hay muchas propuestas que no están definidas aún” de “empresas del Estado, empresas de Europa, empresas privadas de otros continentes”, señaló Morales, que está acompañado por el ministro de Hidrocarburos, Oscar Coca, y el presidente de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivia (YPFB), Carlos Villegas.

Sin embargó aclaró que no quiere “que se repita otro Potosí (…) ni en litio, ni en petróleo, ni en hierro”, y que Bolivia pretende diversificar su economía.

Asimismo señaló los sectores del turismo y la energía eólica, en los que España es puntera, “como sectores con grandes posibilidades de futuro”, “prioritarias para su gobierno” y “totalmente abiertas a la inversión privada”, según el comunicado de las cámaras.

Por su parte, los empresarios con los que se reunió le pidieron que su gobierno “refuerce las señales de seguridad y confianza para las inversiones a largo plazo”.

La nueva Constitución boliviana aprobada este año estipula que los recursos estratégicos bolivianos pertenecen al Estado, y España pidió hace unos meses a Bolivia aclaraciones sobre el nuevo marco legal para las empresas extranjeras.

El fomento de las inversiones es uno de los objetivos de la primera visita oficial de Morales a España –que es el principal donante de Bolivia–, junto con la firma del tercer programa de condonación de la deuda boliviana con España, de unos 80 millones de dólares.

Asimismo se firmará un acuerdo para la creación de una abogacía del Estado en Bolivia y otro que permitirá el voto de los bolivianos residentes en España en las elecciones municipales españolas.

Morales se reunió este lunes con el rey Juan Carlos I, que por la noche ofrecerá una cena en su honor, visitó el Congreso de los Diputados y daba una charla en la universidad.

El martes se entrevistará con el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

You must be logged in to post a comment Login