Clinton expresa inquietud por el destino de las armas que compra Venezuela

WASHINGTON (AFP) – La secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, expresó el martes en Washington su inquietud por la compra de armas de Venezuela y pidió transparencia para que no acaben en manos de grupos rebeldes o criminales, demanda que Caracas rechazó por injustificada.

“Tendrían que poner en pie reglas y mecanismos para asegurarse de que las armas que compran no se desvían a grupos insurgentes u organizaciones ilegales, como organizaciones de tráfico de droga y otros grupos criminales”, reclamó Clinton en una conferencia de prensa junto al presidente uruguayo, Tabaré Vázquez.

La secretaria de Estado insistió en que su gobierno ya ha expresado su “preocupación por un cierto número de compras de armamento de Venezuela” que, aseguró, “sobrepasa las del resto de la región”.

“Urgimos a Venezuela a que sea transparente, clara” acerca del objetivo de esas compras de armas, dijo Clinton. “Esperamos que podamos ver un cambio de actitud”, añadió.

Por su parte, Vázquez también se dijo preocupado por la escalada del gasto militar en Latinoamérica.

“No sólo estamos preocupados por el tema del avance armamentístico, sino que lo rechazamos por inconveniente. No conduce a buen puerto el desvío de recursos” que son necesarios para la lucha contra la pobreza y el desarrollo en la región, afirmó el presidente uruguayo.

Venezuela obtuvo un crédito por 2.000 millones de dólares para la compra de armamento a Rusia, informó el domingo el presidente Hugo Chávez, quien destacó la adquisición de 92 tanques T72 y un número no determinado de sistemas antiaéreos a ese país, tras una amplia gira internacional.

Ya en 2008, Rusia había concedido un crédito de 1.000 millones a Venezuela para financiar la cooperación técnico-militar de los dos países, suma a la que hay que añadir los 4.400 millones de dólares gastados por el país sudamericano desde el 2005 en la compra de 24 aviones caza Sukhoi-30, 50 helicópteros de combate y 100.000 fusiles de asalto Kalashnikov, entre otros.

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, respondió a Clinton que su demanda “no tiene asidero político ni moral”.

“Nosotros decimos que esas declaraciones sencillamente no tienen asidero político ni moral”, dijo Maduro a periodistas.

“¿Cómo la secretaria de Estado va a decir que Venezuela tiene una carrera armamentista? Cuando ellos son los que están instalando siete bases militares”, insistió, en referencia al acuerdo que Bogotá y Washington se disponen a firmar para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

Maduro hizo estas declaraciones en Quito, donde los ministros de Defensa y Relaciones Exteriores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) se reunieron para tratar de establecer mecanismos para superar la desconfianza creada por el acuerdo Bogotá-Washington y el aumento del gasto militar, en países como Venezuela o Brasil.

Clinton también aseguró que su gobierno está resuelto a presentar el tema de la compra de armamentos de Venezuela, así como sus vínculos con Irán, ante foros regionales.

Colombia anunció recientemente el descubrimiento en un campamento de la guerrilla de las FARC de lanzacohetes de fabricación sueca que provenían del Ejército venezolano.

Chávez confirmó luego que esas armas eran de sus Fuerzas Armadas, pero aseguró que habían sido robadas en 1995.

El portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, no quiso luego confirmar si Clinton había enviado una carta a los cancilleres y ministros de Defensa de Unasur.

“No discutimos el contenido de nuestra correspondencia diplomática”, dijo Kelly en rueda de prensa.

En todo caso, Clinton sacará a relucir el tema de forma bilateral y multilateral, añadió Kelly..

You must be logged in to post a comment Login