Allende presenta “La isla bajo el mar” y llama a la mujer a defender la paz

MADRID (AFP) – La escritora chilena Isabel Allende, que presentó este miércoles en Madrid el ya superventas “La isla bajo el mar” sobre una esclava haitiana, abogó por que el movimiento feminista, después de años de luchar por la libertad, se centre en abanderar la cultura de la paz.

El libro, que tiene como protagonista a una esclava negra en el Saint Domingue (actual Haití) del siglo XVIII, salió a la venta a finales de agosto en España y fue el quinto más vendido durante la primera semana y primero la semana pasada, después de haber liderado las listas de ventas en Chile y Argentina.

El tema de la esclavitud “no está pasado de moda”, aseguró la escritora, de 67 años y nacida en Lima: “Hoy en día hay más esclavos en el mundo que nunca antes hubo: hay 27 millones de esclavos en el mundo”, sobre todo en el sudeste asiático.

La de Haití, el país más pobre de América, “fue la peor forma de esclavitud imaginable: los explotaban realmente a muerte, ni siquiera se reproducían”, precisó.

La investigación previa a la escritura, que comenzó en 2005, “fue muy dolorosa”: “enfermé del estómago”, confesó la autora, que se dio a conocer internacionalmente con “La casa de los espíritus”, y que aseguró que “habría sido imposible escribir sobre lo que pasó en esta isla en ese tiempo sin realismo mágico”.

La protagonista, la esclava Zarité, “es una heroína en el sentido de que toma las riendas de su vida” y alcanza la libertad.

“Yo pertenezco a esa generación que dio esa lucha”, recordó Allende, reconocida feminista que reconoce que todas sus novelas tienen algo de ello.

Tras décadas de lucha por las libertades de la mujer, hoy, aunque “falta mucho por hacer”, “ya no son necesarias” las líderes feministas y la lucha de la mujer debe centrarse en la defensa de la paz.

“Creo que el gran proyecto de las mujeres hoy es la paz: lo que las mujeres tienen que obtener como género es la paz porque nadie más lo va a obtener. Son las mujeres las primeras víctimas del conflicto y de la guerra, las únicas que no ganan nada con el militarismo”, explicó.

“Todo el dinero que se ocupa en armamento debería estar destinado a aquellas cosas que nos importan a las mujeres, la educación, la salud, la protección de los niños. El patriarcado no se va a deshacer del militarismo porque se sostiene en el militarismo y en el conflicto”, ahondó.

Allende, que es sobrina del presidente chileno derrocado en 1973, reconoció que en su país “nunca o muy rara vez he tenido una buena crítica; tengo innumerables lectores y mis libros se piratean, pero el pequeño grupo de los literatos chilenos me detesta”.

Sin embargo, “en los años que llevo escribiendo, hay algo que yo tengo que la mayor parte de los autores no tienen, y es la certeza de que me van a publicar, por lo menos el próximo libro”, subrayó.

Sobre su país dijo que la presidenta Michelle Bachelet, cuyo mandato terminará a fin de año, “es un personaje de novela” y “una mujer que en los años que lleva de gobierno ha probado en cada instancia que es excepcional”: “si pudiera presentarse, sería elegida con una mayoría abrumadora”.

Por otro lado, Allende, que vive desde hace años en San Rafael (California, Estados Unidos), estimó que en este país la oposición al presidente estadounidense, Barack Obama, encierra “mucho racismo oculto”.

Del mismo modo, en América Latina hay “un gran racismo contra el indígena” que hace que los actuales movimientos populares “son totalmente explicables”.

You must be logged in to post a comment Login