Cadena perpetua a británico por planear ataques contra aviones

Londres.- Una corte de Reino Unido condenó a cadena perpetua al británico islámico Abdulla Ahmed Alí, líder de un grupo terrorista que planeaba estallar varios aviones en vuelo a América del Norte con explosivos líquidos durante el verano de 2006.

El juez Richard Henriques, del tribunal de Woolwich Crown, al suroeste de Londres, dijo al emitir la sentencia que la conspiración de Ahmed y sus cómplices es el plan más grave y malvado que se haya comprobado en Reino Unido.

Junto a Ahmed Alí fueron sentenciados este lunes, el director del complot, Assad Sarwar a una pena de 38 años de prisión y Tanvir Hussain, a cuando menos 32 años, según un reporte de la cadena británica BBC.

Ahmed Alí, de 28 años de edad; Sarwar, de 29, y Hussain, de 28, fueron declarados culpables la semana pasada por la corte Woolwich Crown de idear un plan para hacer detonar bombas de explosivos líquidos en vuelos de pasajeros de Reino Unido a América del Norte.

De acuerdo con plan, frustado por la policía británica a mediados de 2006, los terroristas harían estallar explosivos líquidos en pleno vuelo en al menos siete aviones de Reino Unido con destino a Estados Unidos y Canadá, en un lapso de dos horas y media.

El objetivo era una hazaña terrorista, comparable en la historia al ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, afirmó el juez Henriques, tras destacar que la hazaña habría cobrado la vida de al menos mil 500 personas.

“Estoy convencido de que existían todas las posibilidades de que este complot habría tenido éxito si no hubiera sido por la oportuna intervención de la policía y del servicio de seguridad (de Reino Unido)”, dijo.

El plan, explicó el magistrado, había llegado a un grado avanzado de desarrollo, “los hombres tenían en su poder suficientes substancias químicas para producir al menos 20 detonadores”.

“Si la conspiración no hubiera sido descubierta e interrumpida, ciertamente hubiera habido una pérdida masiva de vidas y si la detonación hubiera ocurrido sobre tierra el número de víctimas habría sido aún mayor”, subrayó.

Los vuelos del frustrado plan, que provocó que prohibir el transporte de líquidos en el equipaje de mano, fueron escogidos del aeropuerto Heathrow en Londres y tendrían como destino las ciudades de San Francisco, Washington, Nueva York, Chicago y otras Canadá.

Los acusados no se mostraron conmovidos por sus sentencias, aunque Ahmed Alí sacudió la cabeza y parecía iracundo y frustrado, cuando el juez le dijo: “Con este plan usted buscaba la atención del mundo y ahora lo ha logrado”.

“Usted ha abrazado el extremismo islámico y es ese extremismo ardiente lo que lo ha motivado en esta conspiración y probablemente lo motivaría nuevamente”, agregó Henriques, tras acusarlo de tener vínculos con grupo terroristas paquistanís.

Varios correos electrónicos presentados durante el juicio contra Ahmed Alí confirmaron que la conspiración habría surgido en Pakistán y que el británico tenía vínculos con islámicos paquistaníes, miembros de grupos extremistas ligados a la red Al Qaeda.

La defensa de los conspiradores rechazó estas acusaciones y ha asegurado que sus clientes fuero víctimas de una maniobra política, aunque el juez afirmó que esto es una mentira y que quedó demostrada su culpabilidad.

“El complot fue un acto de venganza inspirado por ideas extremistas islámicas contra los gobiernos de varias fuerzas aliadas en Irak y en Afganistán.

Un cuarto hombre, Umar Islam, de 31 años, encontrado culpable de una conspiración de un asesinato general, fue sentenciado a una pena mínima de 22 años en la cárcel.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login