Muere niña yemenita de 12 años tras doloroso trabajo de parto

Madrid.- Una niña yemenita de 12 años, que fue forzada a contraer matrimonio, murió después de un largo y doloroso trabajo de parto, que también cobró la vida del bebé, informó una organización defensora de los derechos de los niños.

La menor, identificada como Fawziya Aammodi, murió el viernes pasado a consecuencia de una severa hemorragia, tras luchar por tres días en trabajo de parto, denunció la Organización para la Protección de los Niños (Seyaj)

“Aunque la causa directa de su muerte fue la falta de atención médica, la causa verdadera fue la falta de educación en Yemen y el hecho de que los matrimonios entre adultos y menores siguen ocurriendo”, destacó Ahmed al-Qureshi, presidente de Sayaj.

Nacida en el seno de una familia empobrecida en la ciudad yemita de Hodeldah, Fawizya fue obligada el año pasado a dejar la escuela y a casarse con un hombre de 24 años de edad, explicó al-Qureshi, según un reporte de la cadena árabe Al Arabiya.

La localidad de Hodeldah es la cuarta ciudad mayor en Yemen y uno los puertos más importantes de la costa del Mar Rojo, donde permitir a niñas contraer matrimonio con adultos mayores es una costumbre tribal muy arraigada.

La carencia de una edad mínima legal para la unión matrimonial hace imposible que los funcionarios locales prohiban el matrimonio de menores, especialmente de niñas, o castigar a los padres o esposos de las desastrosas consecuencias de estas bodas, destacó Al Arabiya.

El año pasado, una corte yemenita concedió un divorcio a una niña de ocho años, cuyo padre la forzó a casarse con un hombre 20 años mayor, ante el temor de que fuera secuestrada o violada si se negaba a darla en matrimonio.

Según un estudio de la Universidad Sanaa, más de la mitad de las mujeres jóvenes yemenitas son dadas en matrimonio antes de cumplir 18 años de edad, la mayoría de las veces a hombres mucho mayores, e incluso con más de una esposa.

Aunque se desconoce la razón por la que los padres de Fawziya la dieron en matrimonio, Sayaj consideró que se debió a las dificultades financieras de la familia y el daño en un riñón que sufre el padre, lo que lo habría llevado a ofrecer a su hija.

El matrimonio significa que las jóvenes dejan de ser una carga económica o moral para los padres, por lo que con frecuencia los padres ceden con la promesa del esposo de esperar hasta que la joven tenga más edad para consumar el matrimonio.

La muerte de la pequeña Fawizya ocurre a un año de que la prensa internacional informó sobre el divorcio de Nujood Alí, una niña de 10 años de edad, que era maltratada física y sexualmente por un hombre mucho mayor.

El caso salió a la luz pública después de que la menor se presentó ante un juzgado, tras haber escapado en un taxi de su marido, luego de que la había violado, y suplicó ver a un juez para que la ayudara a divorciarse.

Al igual que Fawizya, Nujood fue sacada de la escuela y casada a la fuerza con el hombre, quien a sólo unos días de la boda la golpeó y la violó en varias ocasiones.

Para evitar estos casos, el Parlamento impulsó en febrero pasado una iniciativa de ley para fijar los 17 años como la edad mínima para contraer matrimonio, aunque fue rechazada por considerar que violaría la ley islámica, la cual no estípula una edad para casarse.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login