Retoman activistas cabildeo para reforma migratoria

Chicago.- El Frente Unido para los Inmigrantes (FUI) anunció el regreso al cabildeo en el Congreso Federal de su propuesta de reforma migratoria titulada “Haciendo nuestras leyes de inmigración más justas”, mediante su impresión masiva.

En conferencia de prensa, Carlos Arango y Guillermo Gómez, líderes del FUI, presentaron la impresión empastada de esta propuesta que surgió en marzo pasado de una consulta entre la comunidad méxico-americana.

Arango y Gómez explicaron que el documento “ubica el tema en el terreno laboral y no de seguridad nacional, lo que desecha el trato de criminal que se le ha pretendido dar al indocumentado”.

Con la distribución masiva de dicha propuesta, indicó Arango, “estamos recordándole al presidente Obama que debe cumplir su promesa de reparar nuestras leyes de inmigración para hacerlas más justas respecto al trato a millones de indocumentados que viven y trabajan en Estados Unidos”.

Destacó que a la fecha no existe ninguna propuesta de reforma migratoria, por lo que esta iniciativa es una herramienta útil para iniciar el debate, que detalla la forma como se puede llegar a la legalización de los indocumentados.

El documento ya se envió al presidente Obama a través de sus asesores en materia migratoria, en octubre se llevará a los legisladores, mientras que en este mes se distribuye entre la comunidad inmigrante mexicana en todo el país.

“Hemos esperado demasiado tiempo a que la administración de Obama ofrezca una solución a los problemas de la comunidad inmigrante, de vivir bajo una ley anticuada y racista que hace casi imposible para los trabajadores convertirse en residentes legales”, dijo Arango.

Esta iniciativa detalla los cambios y ajustes que la comunidad considera necesarios en las leyes actuales de inmigración para terminar con la persecución y el trato injusto a los indocumentados, planteando una legalización basada en la unidad de la familia y el empleo.

“Se trata de una propuesta que surge de la comunidad, propone un trámite de legalización ágil, que tiene prioridades bien definidas, con igualdad de oportunidades para quienes están dentro del país y en lista de espera y que define un camino abierto a la ciudadanía estadounidense”, agregó.

“La inmigración indocumentada es un problema mundial y nosotros llamamos al presidente Obama a tomar medidas inmediatas para reformar drásticamente nuestras leyes al respecto y convertirnos en un modelo para el resto del mundo”, dijo Guillermo Gómez.

Ramiro Borja, miembro del Frente, expuso que Estados Unidos debe consolidarse como “la tierra de la libertad y no como el país de un muro prisionero, vigilado por guardias con el solo propósito de conservar a los nuevos inmigrantes fuera de nuestras fronteras”.

El país al que dedicamos nuestras vidas, añadió, “debe ser el que continúa recibiendo a todo tipo de inmigrantes y no sólo a los que pueden comprar su permiso con dinero, influencia o elevadas habilidades y grados solicitados”.

Entre los puntos de esta propuesta está la legalización de trabajadores y sus familias que han residido en Estados Unidos por más de dos años y a quienes documenten logros personales, educativos y de ayuda comunitaria, que evidencian su carácter moral.

Además, deben estar casados, con responsabilidades económicas, como una hipoteca y un buen crédito, y con hijos que estudien y muestren buen desempeño escolar, o jóvenes que pertenezcan a las fuerzas armadas o a la Guardia Nacional.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login