Campanella seduce en San Sebastián con ‘El secreto de sus ojos’

SAN SEBASTIÁN (AFP) – Tras un éxito sin precedentes en Argentina, ‘El secreto de sus ojos’, última película del argentino Juan José Campanella, que protagoniza Ricardo Darín, cosechó también un sinfín de aplausos en su presentación en el Festival de Cine de San Sebastián.

Presentada en la sección oficial a concurso este domingo junto a la alemana ‘This is love’, la película es la historia de Espósito (Ricardo Darín), un oficial de un juzgado que tras su jubilación quiere escribir un libro sobre un crimen que investigó hace 25 años.

Espósito someterá su idea y su manuscrito a Irene (Soledad Villamil), una secretaria judicial con la que trabajó en el momento del crimen, iniciándose un juego de recuerdos del crimen y de un amor incompleto, hasta llegar en el momento presente a un inesperado desenlace de un crimen, que ellos creían resuelto hace tiempo.

“Mirar hacia atrás es la única manera de poder moverse hacia adelante. Cerrar las historias del pasado. Uno puede como cosa terapéutica para aliviar alguna desgracia o herida, olvidar durante un tiempo, pero en algún momento esa herida vuelve a sangrar y hasta que no se cierra bien, no se puede seguir adelante”, dijo Campanella en una rueda de prensa tras la proyección del filme. El director de ‘El hijo de la novia’ o ‘Luna de Avellaneda’, recordó que esa máxima se puede aplicar “tanto a personas como a sociedades”.

La película, que conjuga con maestría humor y drama, está basada en el libro ‘La pregunta de sus ojos’, de Eduardo Sacheri, coguionista de la cinta con Campanella, quien pidió al autor reescribir juntos la obra para llevarla a la gran pantalla. “Le propuse el juego de escribirla juntos si él aceptaba hacer unos cambios, hacer como otra versión”, dijo Campanella, quien explicó que el principal cambio “fue llevar la historia de Irene y Espósito a primer plano”.

El director argentino añadió que le atraía la idea de jugar en esta película con la expresividad de los ojos, auténtico hilo conductor de la relación entre Irene y Espósito. “Creo que lo que diferencia al cine de todas las artes representativas son los ojos, es la posibilidad del primer plano. Leí una historia que me permitía como ninguna otra narrar una película con el diálogo y otra película con la mirada”, añadió Campanella, cuya película ha sido un exitazo en su país, donde la han visto más de un millón de espectadores.

La cinta ha permitido además a Campanella hablar de los años 70, inmediatamente anteriores a la dictadura, “que es una época que no ha sido muy tratada en nuestro cine”. “La película toca una época que es la de la predictadura, el último gobierno de Isabel Perón, donde comenzaba el terrorismo de Estado, pero es sólo un contexto, no es lo más importante”, explicó el director argentino, que con su película se ha convertido en un firme candidato a ganar la Concha de Oro a la mejor película, máximo galardón del festival.

La película compite, entre otras, con la alemana ‘This is love’, del director Matthias Glasner, que relata dos historias paralelas que se entremezclan al filo de largos interrogatorios policiales. Maggie, comisaria de policía, se ha vuelto alcohólica desde que descubrió que su marido desaparecido seguía viendo a escondidas a su hija adolescente.

Chris va a la policía tras cometer un asesinato, pero no quiere revelar a la comisaria, donde está la pequeña vietnamita Jenjira, que había comprado a proxenetas para revenderla a unos padres adoptivos alemanes. En los interrogatorios, Maggie confiará sus penas a Chris, quien acabará por indicarle el lugar donde está Jenjira, a la que quiere como si fuera su hija.

You must be logged in to post a comment Login