Matthew Williamson regresa con más sofisticación a la London Fashion Week

LONDRES (AFP) – El diseñador británico Matthew Williamson efectuó un sonado regreso este domingo a la London Fashion Week para celebrar con una propuesta muy sofisticada el 25º aniversario de la pasarela británica.

Williamson, que hasta ahora presentaba sus creaciones en la más prestigiosa cita de Nueva York, fue junto con Antonio Berardi, Burberry y otros, uno de los grandes nombres de la moda británica que no quisieron perderse los festejos en la plataforma que les lanzó a la fama.

“Es sensacional que vuelva a Londres”, declaró a la AFP la veterana modelo británica Twiggy. “¡Ojalá pudieran volver todos! Aquí es de donde salieron, aquí es donde estudiaron”, agregó esta mujer de 60 años considerada como la primera “supermodelo” de la historia.

“Me encanta él y creo que sus diseños son maravillosos porque son muy femeninos y me fascinan sus colores vivos. A menudo los desfiles son negro, gris y crema, y cuando ves a Matthew haces ¡oooh!”, agregó con entusiasmo.

El diseñador de 37 años, conocido sobre todo por sus coloridas túnicas estampadas de estilo bohemio-hippy (boho) ibicenco, prometía para esta primavera/verano una colección dirigida “a una mujer, no una jovencita”, y no defraudó a los centenares de personas que acudieron al edificio de correos desafectado del centro de Londres donde organizó su desfile.

Sus prendas siguen siendo fluidas, pero mucho más estructuradas, y los estampados, aunque no desaparecen, ceden el protagonismo a los colores metalizados –que van del bronce al menta–, y a los bordados hechos con pedrería y otros abalorios que adornan vestidos, chaquetas, shorts y hasta trajes de baño.

Williamson, que viste a estrellas como Madonna, Gwyneth Paltrow o Sienna Miller, sigue utilizando sin embargo toda la paleta de colores, hasta los fluorescentes, en su colección, en la que no faltan los vaporosos vestidos de organza con estampados en tonos rosas o azules.

“Me gustó cómo evolucionó de esa moda ‘boho’ a otra que tiene más en cuenta las formas del cuerpo, más sofisticada pero que sigue siendo muy sexy”, explicó a la AFP la especialista de moda del diario Daily Telegraph, Hilary Alexander, que calificó la colección de “absolutamente fantástica”.

“Una parte importante está inspirada en los erizos, por eso hay todo este tipo de bordados en punta. Encontré que las combinaciones de colores eran muy bonitas. Es lo que queremos de Matthew, queremos color y emoción, y nunca falla”, agregó.

Otro retorno esperado era el de Antonio Berardi, un diseñador de padres sicilianos nacido en Londres, que trajo a Londres una una colección supersexy esencialmente compuesta por microvestidos muy trabajados, con con corsés y faldas casi esculturales, mayoritariamente en tonos claros.

“No había presentado aquí desde hace 10 años, por lo que regresar es algo grande”, declaró a la AFP después del desfile. “Estaba muy asustado, petrificado en realidad”.

Aunque estos diseñadores, y la marca Burberry, que abandonó Milán para cerrar las presentaciones femeninas el próximo martes, coparon los grandes titulares, no fueron los únicos atractivos de la jornada.

El desfile que no había que perderse este domingo era el de la veterana reina punk de la moda, Vivienne Westwood, que aunque sólo presenta su segunda marca, Red Label, en la capital británica, concentró al mayor número de estrellas, entre ellas la ex Spice Girl, Gerry Haliwell, el cantante Boy George o la integrante de Destiny’s Child, Michelle Williams.

Rompedora como de costumbre, Westwood celebró ‘lo británico’ haciendo desfilar a sus modelos vestidas con lo que parecían viejas camisas de rayas retrabajadas para darles un aspecto más sexy, con accesorios como bolsas de plástico, perros de verdas y hasta un cigarrillo encendido.

Otra veterana, Nicole Fahri, francesa y afincada en la capital británica desde hace 30 años, presentó bajo la vidriera de la majestuosa Royal Opera en Coven Garden una colección más alegre y deportiva

You must be logged in to post a comment Login