Familiares de Saca y personeros de ARENA en sus cargos hasta el 31 de diciembre

En enero pasado el coronel retirado Sigfrido Ochoa Pérez, embajador de El Salvador en Honduras, asumió como encargado del comando de campaña en la zona oriental del ex candidato a la presidencia por ARENA, Rodrigo Ávila. Pidió permiso ante cancillería para dedicarse de lleno a la campaña y actualmente se investiga si recibió salarios durante el período que estuvo haciendo propaganda.

ARENA perdió las elecciones y Ochoa Pérez ya no es más el embajador salvadoreño en Honduras. Fue el mismo canciller Hugo Martínez, quien confirmó que ya se le hizo saber al coronel retirado que queda relevado de su cargo. Actualmente las relaciones diplomáticas con Honduras están suspendidas a raíz del golpe de Estado y todavía no se tiene definido a la persona que sustituirá al político.

Cuando en agosto pasado el viceministro de Relaciones Exteriores para los salvadoreños en el exterior, Juan José García, estuvo en Estados Unidos reunidos con representantes de los compatriotas, una de las quejas recurrentes que recibió fue que el cuerpo diplomático acreditado en ese país, estaba politizado en favor del partido ARENA.

Algunos hasta llegaron a afirmar que su labor consistía en reforzar el sector 8 del partido ARENA, es decir, los salvadoreños residentes en el exterior agremiados al partido de derecha, perdedor de los comicios presidenciales de marzo.

Este mes la Cancillería salvadoreña dio a conocer que alrededor de cien personas parientes del ex presidente Antonio Saca y de la ex primera dama de la república, Ana Ligia Mixco de Saca, ocupaban cargos diplomáticos de carrera en el exterior. Asimismo habían parientes de personas allegadas a ex dirigentes y dirigentes actuales del partido ARENA.

Lo que no dijo el canciller Martínez es que a todo el personal de las sedes diplomáticas y consulados se les ha notificado que sus labores llegan hasta el 31 de diciembre de este año. En realidad llegan hasta antes de la Navidad.

A algunos se les ha notificado de palabra y a pocos a través de cartas firmadas por personal de Cancillería.

“Es cierto, a mi ya me notificaron que hasta finales de este año me desempeño en el cargo”, dijo un cónsul en un estado de México.

Según el cónsul les han dicho que todos los cargos serán evaluados y que solo los diplomáticos de carrera podrán continuar en sus cargos, pero resulta que el 80 por ciento de nosotros no somos diplomáticos de carrera”, dijo.

El anuncio del cese de labores incluye a embajadores, cónsules, vicecónsules, agregados culturales, comerciales y militares, así como para consejeros y asesores especiales. Un fuente de cancillería confirmó que son más de 200 personas las que están siendo sometidas a evaluación.

“Desde luego que si son familiares de ex funcionarios hubo nepotismo y a partir de ahí quedan despedidos, pero también puede pasar que un funcionario haya estado en el cargo antes que sus parientes asumieran como funcionarios en El Salvador”, dijo la fuente.

Igualmente señaló que se analizarán los salarios, pues no hay una tabla estándar, ya que cada diplomático gana de acuerdo al nivel de su embajada y a las condiciones de vida del país en el cual se desempeña. Así por ejemplo en México y Centroamérica hay salarios menores a $3 mil, pero en países como Corea del Sur superan los $8 mil.

“No se ha querido despedir a personal solo por la información que se tiene, porque no vamos a caer en arbitrariedades, tenemos que revisar caso por caso, revisar las indemnizaciones…”, dijo la fuente. Sin embargo, Elmer Rojas, salvadoreño en Toronto, asegura que Cancillería no ha asignado personal para sustituir a los parientes de los ex funcionarios de ARENA que fueron colocados de “dedo”, porque no tienen personal idóneo.

Aquí en Toronto tenemos como cónsul general a Ana Haydeé Murra Saca, prima hermana de Antonio Saca. La funcionaria fue denunciada por un empleada y se encuentra suspendida para mientras se realizan las investigaciones.

“Ya se comprobó su

You must be logged in to post a comment Login