Desestima Micheletti retorno de Zelaya a presidencia hondureña

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, desestimó el retorno al poder del depuesto mandatario Manuel Zelaya al insistir que el proceso hacia las elecciones presidenciales de noviembre próximo continúa su marcha.

En un artículo de opinión publicado este martes por el diario The Washington Post, Michelleti mantuvo la defensa del golpe de estado que depuso a Zelaya el pasado 28 de junio, al destacar los “méritos” de la acción armada.

“Hasta este día, una abrumadora mayoría de hondureños apoya las acciones que aseguraron el respeto por el imperio de la ley en nuestro país”, apuntó. Insistió en que la violenta detención de Zelaya por soldados y su posterior expulsión a Costa Rica no constituyó un golpe de estado, calificando tales acusaciones como mera retórica. “Golpes de Estado no dejan a civiles en control sobre las fuerzas armadas. No mantienen el respeto por la separación de poderes. No permiten la libertad de reunión, la libertad de prensa y mucho menos el respeto por los derechos humanos”, precisó.

Michelleti ignoró así los reportes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que han dado cuenta de la situación en ese país, incluyendo las medidas cautelares que han derivado. Tras una visita efectuada hace unas semanas por una delegación de la comisión, Felipe González, segundo vicepresidente de la CIDH declaró que en ese país “hay un cuadro grave de violación de derechos humanos”.

En su artículo, Michelleti se refirió al retorno de Zelaya de manera superficial y omitió toda alusión al papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) para buscar una salida a la crisis institucional derivada del golpe.

En cambio se dijo “decepcionado” de la postura asumida por el gobierno de Estados Unidos, así como de la Comunidad Europea, que como la mayoría de la comunidad internacional, repudiaron la deposición de Zelaya. Dijo que el gobierno que encabeza busca continuar un diálogo con estos actores y el resto de la comunidad internacional para probar su compromiso con la democracia, a la vez que rechazó las medidas de presión para rectificar el rumbo.

“Las acciones coercitivas dirigidas a nuestra nación solo lastiman a los menos afortunados”, dijo. Michelleti insistió en que el compromiso de su gobierno con la democracia quedará refrendado con las elecciones presidenciales, que marcaran un “hito” en la historia política de Latinoamérica por incluir por primera vez a un candidato independiente. “Nuestros ciudadanos creen que la próxima elección presidencial es la mejor manera para garantizar la paz y la democracia”, señaló.

Llama EU a la calma y evitar violencia en Honduras

Estados Unidos urgió a todas las partes en Honduras a “mantener la calma y evitar la violencia”, tras el retorno, la víspera, del depuesto mandatario Manuel Zelaya al país centroamericano.

“Urgimos a todas las partes a abstenerse de acciones que lleven a más tensiones” que pongan el riesgo a la población, indicó el vocero del Departamento de Estado, Ian Kelly.

Señaló que Estados Unidos respalda una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que promueva el diálogo y logre la firma e instrumentación “inmediata” del Acuerdo de San José.

Ese acuerdo, impulsado por el presidente costarricense Oscar Arias con el apoyo de la OEA, pide un retorno al orden constitucional en Honduras con el regreso de Zelaya al poder -del que fue depuesto el 28 de junio pasado- y una amnistía para los golpistas.

Kelly destacó la importancia de “respetar la inviolabilidad” de la embajada de Brasil en Tegucigalpa, a donde Zelaya ingresó tras retornar la víspera a Honduras.

Aseveró que el gobierno de facto, encabezado por Roberto Micheletti, ha prometido respetar la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, de la cual Honduras es signatario.

“El respeto y la protección de la inviolabilidad de las instalaciones diplomáticas es un principio universalmente aceptado de las relaciones internacionales”, enf

You must be logged in to post a comment Login