Revela libro borrachera de Yeltsin en Washington

Un nuevo libro sobre el ex presidente William Clinton, escrito por el ganador del Premio Pulitzer, Taylor Branch, reveló una discusión con el ex vicepresidente Albert Gore y un episodio de borrachera del ex mandatario ruso Boris Yeltsin.

El historiador de derechos civiles basó su libro en 79 entrevistas secretas que sostuvo con Clinton durante su presidencia en la década pasada.

Clinton escondía los casetes con las grabaciones en el cajón de los calcetines, mientras que Taylor, de regreso a su casa tras las entrevistas, grababa y anotaba lo que recordaba de las conversaciones.

Taylor señaló que en las entrevistas y en el nuevo libro trata de captar la perspectiva “sin barnizar” de Clinton sobre los acontecimientos durante su presidencia, tanto los más significativos como los ocasionalmente cómicos, según reseñó este lunes el diario USA Today.

Taylor relató que en 1995 en una visita a Washington, Yeltsin casi creó un incidente internacional cuando fue encontrado tarde en la noche, en ropa interior y en aparente estado de ebriedad, tratando de tomar un taxi en la Avenida Pensilvania.

Yeltsin dijo al Servicio Secreto que quería una pizza, indicó Taylor, quien señaló que la noche siguiente el ex mandatario ruso fue confundido con un intruso borracho cuando fue al sótano de la Casa Blair donde se estaba hospedando.

En el caso del romance con la becaria Mónica Lewinsky que lo llevó a un juicio político que casi le cuesta la presidencia, Clinton confesó que se sentía apenado y que sufrió una crisis nerviosa por la presión del revés personal y político.

El historiador indicó, por otro lado, que Clinton discutió con Gore poco después de que este último perdiera las disputadas elecciones de 2000 frente al entonces candidato presidencial republicano George W. Bush.

En esa oportunidad, Clinton le reclamó a Gore que podría haberlo enviado a hacer campaña a los estados de Arkansas o Nueva Hampshire, donde era popular y que hubieran inclinado la balanza hacia los demócratas.

Sin embargo, Gore replicó que el escándalo de Clinton lo perseguía en la campaña. Al final, ambos “explotaron” en una recriminación mutua, de acuerdo con el autor.

NOTIMEX/

You must be logged in to post a comment Login