El idilio que no fue entre Giscard d’Estaing y Lady Di, su musa inspiradora

PARIS (AFP) – El ex presidente francés Valery Giscard d’Estaing, que provocó un revuelo al dar a entender en una novela que había tenido una historia de amor con Lady Di, admitió finalmente que no fue así, pero aseguró que la Princesa de Gales fue su musa inspiradora.

“Una historia increíble” afirmaba esta semana en su portada el diario francés Le Figaro junto al título de la novela “La princesa y el presidente” que saldrá a la venta la semana próxima en Francia, acompañada por dos fotografías: la del ex presidente francés (1974-81) y la de Diana de Gales…

Junto al extenso artículo del libro, Le Figaro publicaba una foto más elocuente para quien quisiera dejar volar su imaginación: Valery Giscard d’Estaing y la princesa Diana sonrientes en 1995 durante una velada de gala en el Palacio de Versailles.

“La princesa y el presidente” cuenta el flechazo que en mitad de los años 80 sacude a Jacques Henri Lambertye, presidente de Francia y viudo, y a Patricia, una mediática princesa de Cardiff, infeliz en su hogar.

“Días antes de mi casamiento, mi futuro marido me dijo que tenía una amante y que estaba decidido a mantener esa relación luego de nuestro enlace”, confiaría la princesa en la ficción a su interlocutor. Unas palabras bastante cercanas a la realidad de Lady Di y el príncipe Carlos de Inglaterra, que se casaron en julio de 1981.

El encuentro en el que Cupido hace su tarea -entre el presidente francés y la princesa británica- tiene lugar durante una cena de clausura de una cumbre del G7 en el Palacio de Buckingham.

“Besé su mano y sus ojos, de un gris profundo, me interrogaron”, cuenta el presidente de la novela, la segunda de Giscard d’Estaing tras la publicada en 1994 bajo el título “Le passage”.

Giscard d’Estaing, que en la actualidad tiene 83 años, es aficionado a las novelas de amor. El ex presidente de centroderecha tenía 34 años más que Lady Diana Spencer, fallecida a los 36 años en un accidente de coche en París, el 31 de agosto de 1997.

Tras la exclusiva de Le Figaro, la prensa británica se lanzó en una serie de extensas especulaciones.

“La prensa se pregunta si se trata simplemente de imaginación literaria de un hombre mayor o si en el fondo hay una verdad”, decía esta semana el periódico The Guardian.

El Daily Mail se inclinaba más por una novela “producto de la imaginación desenfrenada de un francés, que cree que sus deseos son realidad”.

“VGE es miembro de la Academia Francesa, ex presidente de la República y su mujer está viva. Se sabe que a VGE le gustan las damas… Todo es posible, pero creo realmente que son fantasmagorías de un viejo hombre”, escribió en el Times un biógrafo del ex presidente francés, Jean Pierre Corcelette.

“La vejez es un naufragio”, lanzó con una buena dosis de crueldad un diputado de la derecha francesa.

Después de dejar volar la imaginación de muchos de sus compatriotas y de sus vecinos británicos, Giscard admitió que había “inventado” el idilio pero confesó que la verdadera Lady Di fue su musa inspiradora para esta novela en la cual el ex presidente describe de forma minuciosa una aventura, sus protagonistas y los lugares en los que ocurrió.

“Fue una idea de Lady Di. En 1994 cuando hablábamos de historias de amor entre los dirigentes de grandes países, me preguntó ‘¿por qué no escribe usted sobre ello?'”, confesó VGE al semanario francés Le Point, poniendo así fin a una “increíble historia” que habrá durado 48 horas.

You must be logged in to post a comment Login