Comparece ante juez en Texas jordano sospechoso de terrorismo

Dallas.- Un joven jordano acusado de tratar de poner un coche-bomba en un rascacielos de Dallas, compareció el viernes ante una magistrada federal para ser instruido de cargos.

En lo que sería el tercer caso sospechoso de terrorismo registrado esta semana en Estados Unidos, Hosam Maher Husein Smadi de 19 años de edad, fue acusado el jueves de intentar utilizar una arma de destrucción masiva.

Las autoridades lo arrestaron tras colocar lo que él creía que era un coche-bomba en el estacionamiento subterráneo de un edificio de 60 pisos en el centro de Dallas.

En su primera comparecencia este viernes, la magistrada federal Irma Ramírez preguntó a Smadi si entendía la gravedad de los cargos en su contra y comprendía sus derechos, a lo que el sospechoso contestó en tono suave que sí.

Smadi también informó a la juez que entendía el inglés, pero que prefería el idioma árabe, por lo que le será asignado un traductor al igual que un abogado de oficio para alistar su próxima comparecencia programada para el próximo 5 de octubre.

Smadi, quien compareció esposado y vestido de negro, desechó su derecho a una audiencia de detención, por lo que permanecerá bajo custodia del Servicio del Alguacil de Estados Unidos.

De acuerdo con la acusación, Smadi, un inmigrante indocumentado jordano residente de Italy, una pequeña comunidad al sur de Dallas, fue descubierto desde hace meses por agentes de la FBI tras expresar abiertamente sus deseos de cometer actos de violencia.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) desarrolló entonces un plan para determinar si las intenciones de Smadi eran verdaderas.

La corporación informó que Smadi dejó en claro en repetidas ocasiones sus intenciones de servir como soldado de Osama Bin Laden y de al-Qaeda, y de conducir una guerra santa violenta (Jihad).

Agentes encubiertos de la FBI lograron hacer contacto con Smadi, haciéndole creer que eran miembros de una célula de Al Qaeda.

En agosto pasado, Smadi discutió con los agentes encubiertos los detalles de colocar una bomba en el edificio Fountain Place y decidió que el método del ataque sería mediante un carro bomba.

A escondidas del presunto terrorista, los agentes del FBI se aseguraron de que el explosivo que sería colocado estuviera inactivo.

Su detención se dio luego de que dejó el automóvil en el estacionamiento subterráneo del edificio e hizo una llamada por teléfono celular para tratar de detonar lo que él creía que era el explosivo.

El caso del jordano es muy similar al registrado el jueves en Springfield, Illinois, donde las autoridades federales arrestaron a Michael C. Finton por haber estacionado un camión que él pensó contenía explosivos en las afueras de una corte federal.

Finton, un estadounidense que utilizaba el apodo “Talib Islam”, trató también de detonar la bomba al utilizar un teléfono celular en una trampa montada por agentes del FBI que se hicieron pasar por operadores de Al-Qaeda, de manera similar al caso registrado en Dallas.

Los casos en Texas e Illinois ocurren la misma semana en que un que un inmigrante afgano fue acusado en Nueva York de conspiración para usar armas de destrucción masiva en un caso que las autoridades sospechan podría estar ligado a un posible atentado orquestado por Al Qaeda.

Las autoridades sospechan que Najibullah Zazi, 24, un conductor de taxis en un aeropuerto de Colorado, podría haber estado planeando junto con dos cómplices más reproducir en Estados Unidos ataques como los perpetrados a los sistemas de transporte en Londres y Madrid.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login