Lejos de los problemas del mundo, las Primeras Damas cultivan las artes

PITTSBURGH (AFP) – Lejos de Irán, del FMI y de la regulación financiera, las Primeras Damas del G20 cultivaron las artes al margen de la reunión de Pittsburgh (Pensilvania, este) de la mano de Michelle Obama que se estrenaba como anfitriona de una cumbre.

Las esposas de los jefes de Estado y de gobierno asistieron el viernes a un espectáculo de música y de danza en una escuela secundaria de Pittsburgh, en presencia de algunos grandes artistas como el violoncellista Yo Yo Ma y la cantante Sara Bareilles antes de visitar y desayunar en el museo consagrado a Andy Warhol, nativo de la ciudad industrial.

Fuera del foco de la prensa, las Primera Damas visitaron varias clases de una escuela secundaria ubicada en las cercanías de la cumbre, que acoge a 800 niños y niñas, y donde se les enseña canto, danza y actuación.

Luego de una hora, los fotógrafos fueron conducidos a una sala reservada para la tradicional foto de familia.

Instaladas en el balcón, las Primeras Damas fueron aplaudidas cada una a su turno. Las más aplaudidas fueron Carla Bruni-Sarkozy y la india Gursharan Kaur hasta la aparición en escena de Michelle Obama, acogida por una larga ovación de pie.

“Mi gran amiga Carla Sarkozy me dijo: aquí en Estados Unidos tienen gente que sabe cantar, danzar y actuar al mismo tiempo. En Francia no es común que se tenga todo al mismo tiempo”, contó Michelle Obama que exhortó a los estudiantes a cultivar su sentido artístico, porque “no se necesita ser Van Gogh para pintar”.

El programa continuó sin la presencia de la prensa en el museo Andy Warhol donde se encuentran en exposición itinerante unas caricaturas de prensa de corte político bastantes provocativas.

El jueves por la noche, Michelle Obama recibió junto a su esposo a 21 invitados en una fiesta campestre.

Mientras que los hombres se encontraban en una cena de negocios, las Primeras Damas fueron a cenar a lo de Teresa Heinz viuda del magnate del ketchup y actual esposa del ex candidato a la presidencia John Kerry.

El viernes por la noche, las Primeras Damas se llevaron un recuerdo gastronómico puramente estadounidense: miel de las colmenas de La Casa Blanca en un frasco de cristal soplado en California.

You must be logged in to post a comment Login