Película sobre la “violación de Nanjing” triunfó en San Sebastián

SAN SEBASTIÁN, España (AFP) – La china “City of life and death” sobre las atrocidades japonesas perpetradas en China en 1937, del director Lu Chuan, ganó el sábado la Concha de Oro a la mejor película del festival de San Sebastián, que tuvo a la argentina “El secreto de sus ojos” como la gran derrotada.

“City of life and death” narra las terribles ejecuciones y violaciones sucedidas durante la toma de la ciudad china de Nanjing por el ejército nipón en 1937, en lo que se conoció como “la violación de Nanjing”.

Hasta 300.000 personas murieron en estos hechos que el director chino ha mostrado con toda crudeza, sin ahorrar al espectador escenas de ejecuciones, violaciones, decapitaciones y un sinfín de abusos, pasando alternativamente del lado chino y del lado japonés a lo largo de más de dos horas de película rodada en blanco y negro.

“City of life and death”, de factura casi holliwoodiense y considerada por algunos como “La lista de Schindler” china, sonaba desde el principio, por su gran acogida entre el público y la crítica, para ganar el máximo galardón del festival, que finaliza este sábado.

Esta película china se llevó, además, el premio del jurado a la mejor fotografía para Cao Yu.

La gran derrotada en esta 57 edición del certamen donostiarra ha sido la argentina “El secreto de sus ojos” de Juan José Campanella, aplaudida a rabiar por el público, y que pese a figurar entre las favoritas tanto para el premio a mejor película, como para mejor director y actor, por la gran interpretación de Ricardo Darín, finalmente no se llevó ningún premio.

“El secreto de sus ojos” era la única película latinoamericana a concurso en la sección oficial.

En la sección paralela “Horizontes Latinos”, la uruguaya “Gigante” del director Adrián Biniez, sobre una historia de amor casi imposible entre un guardia de seguridad y una limpiadora de un centro comercial, se llevó el premio a la mejor película latinoamericana.

El galardón al mejor director fue para el español Javier Rebollo por la película “La mujer sin piano”, una cinta acogida de forma gélida por el público y por gran parte de la prensa, que abucheó en la tarde de este sábado el anuncio de la concesión del premio.

El director español, de 40 años, se hizo con el galardón con su segundo largometraje, una óscura metáfora sobre el deseo de escapar de la rutina y de una vida marcada por el orden, donde lo inesperado no tiene cabida.

El premio a la mejor actriz fue a parar a manos de la española Lola Dueñas, por su actuación en la película “Yo, también”, cuyo actor protagonista, Pablo Pineda, un joven afectado por el síndrome de Down también se hizo con la Concha de Plata a la mejor interpretación masculina.

“Yo, también” codirigida por Alvaro Pastor y Antonio Naharro, narra la llegada de Daniel (Pablo Pineda), un afectado de síndrome de Down recién salido de la universidad, a un puesto de trabajo en la consejería de Bienestar Social del gobierno regional andaluz, donde conoce a Laura (Lola Dueñas) y se enamora de ella.

Dueñas logra transmitir una gran humanidad y fragilidad en su papel de Laura, obteniendo una gran réplica en Pablo Pineda, que se convirtió este sábado en el primer afectado por síndrome de Down en lograr un premio cinematográfico en España.

El premio especial del jurado fue para la francesa “Le refuge” del director François Ozon y el premio al mejor guión fue para Andrew Bowell, Melissa Reeves, Patricia Cornelius y Christos Tisolkas por la película australiana “Blessed” de Ana Kokkinos.

Los premios serán entregados en la noche del sábado en una ceremonia en el palacio Kursaal de San Sebastián antes de la proyección de la película “Mother and child” del colombiano Rodrigo García, filme de clausura del certamen.

You must be logged in to post a comment Login