Roman Polanski detenido en Suiza por una demanda de hace 30 años

ZURICH (AFP) – El cineasta franco-polaco Roman Polanski fue detenido la noche del sábado en Suiza, donde iba a participar en el festival de Zurich, por una demanda judicial presentada en su contra en Estados Unidos hace más de 30 años por haber tenido relaciones sexuales con una menor.

Roman Polanski, de 76 años de edad, está en “detención provisional en espera de extradición”, pero puede apelar esa decisión, indicó el domingo un portavoz del ministerio suizo de Justicia.

El departamento de Justicia estadounidense confirmó que emitió un pedido de detención contra el cineasta franco-estadounidense.

“Las autoridades helvéticas lo detuvieron a raíz de un mandato (de captura) que nosotros realizamos”, indicó a la AFP la portavoz Laura Sweeney.

Fiscales de Los Angeles pidieron la detención de Roman Polanski en Suiza cuando supieron que el cineasta planeaba acudir a un festival en ese país, informó el diario Los Angeles Times.

Una portavoz de la oficina del fiscal de Los Angeles informó al periódico que la iniciativa para detener al director fue desencadenada la semana pasada.

Polanski fue detenido en 1977 en Los Angeles a raíz de una demanda judicial presentada por los padres de una adolescente de 13 años. En la época, se declaró culpable de “relaciones sexuales ilegales”.

Pasó entonces un mes y medio en prisión. A fines de enero de 1978, al día siguiente de una reunión entre sus abogados y un juez, en la que éste dio a entender que volvería a ordenar su encarcelamiento, Roman Polanski tomó un avión hacia Europa, donde vive desde entonces.

La víctima en el caso de abuso sexual de que se acusa a Roman Polanski, hoy casada y con tres hijos, ha pedido reiteradamente a las autoridades que retiren las causas en contra del hombre que abusó de ella.

Samantha Geimer, de 45 años, era una niña inocente e ingenua en marzo de 1977, cuando Polanski le preguntó a su madre si podría fotografiarla para un revista de modas en la residencia de Jack Nicholson en las colinas de Hollywood.

Después de emborracharla con champaña y drogas, y de sacarle fotografías sin ropa en su bañera, Polanski la violó, mientras ella le pedía que la llevase de vuelta a su casa, según la propia víctima.

En enero de este año, 32 años después de los hechos, Geimer presentó una declaración legal formal en la que pidió que se retiraran los principales cargos contra Polanski, pero los fiscales insistieron en que el acusado debería volver a Estados Unidos antes de que ello sucediera.

Para Geimer esto fue una “broma cruel” contra ella. “Por más verdaderos que sean los hechos, la publicación de esos detalles me lastima a mí y a mi amado esposo, a mis tres hijos y a mi madre”, dijo ella, quien añadió que ya era hora de dejar el caso atrás.

“No podemos juzgar el contexto judicial de la detención de Roman Polanski, pero estamos conmocionados por lo que ocurrió”, declararon los directores del Festival de cine de Zurich, Nadja Schildknecht y Karl Spoerri, citados en un comunicado.

Dada su detención, los organizadores del festival aplazaron sine die la entrega del premio al conjunto de su carrera que Polanski hubiera debido recibir el domingo.

En cambio, en signo de solidaridad con quien consideran “uno de los cineastas más extraordinarios de nuestra época”, decidieron mantener la gala de homenaje prevista en su honor el domingo por la noche.

En París, el ministro francés de Cultura, Fréderic Mitterrand, se declaró “estupefacto” por la detención “espantosa” de Polanski, y recordó que el cineasta es ciudadano francés.

El cineasta de origen polaco, que pasó su infancia en el ghetto de Cracovia, adquirió la nacionalidad francesa en 1976. En 1969, su esposa, la actriz Sharon Tate, fue salvajemente asesinada, estando embarazada, por el asesino en serie Charles Manson.

Polanski es autor de una obra cinematográfica prolija como director, guionista, actor y productor. Una obra llena de con

You must be logged in to post a comment Login