Insulza condena negativa de ingreso a Honduras de misión de OEA

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, condenó la decisión del gobierno de facto de Honduras de impedir el ingreso a una misión de altos funcionarios de ese organismo.

El objetivo principal era preparar la visita a Tegucigalpa de una misión compuesta por el titular de la OEA y ministros de Relaciones Exteriores de distintos países de la región.

“Lamentamos esta decisión y la consideramos incomprensible, puesto que el propio Gobierno de facto de Honduras había aceptado tanto la próxima visita de la misión de cancilleres como de la comitiva de la OEA cuyo objetivo era realizar los preparativos de la misma”, dijo Insulza.

Ese tipo de acciones “dificultan seriamente los esfuerzos por promover la tranquilidad social en Honduras y la búsqueda de soluciones al actual conflicto político con base en el diálogo y la reconciliación nacional”, manifestó.

“Informaré mañana (lunes) al Consejo Permanente, para que decida sobre las futuras acciones de la Organización”, agregó.

No obstante, aseguró que la OEA seguirá comprometida con la “búsqueda de una solución pacífica a la crisis que afecta actualmente al pueblo hondureño”.

Impide régimen hondureño de facto ingreso de misión de la OEA

Tegucigalpa.- El gobierno de facto de Honduras impidió la entrada de una misión de avanzada de la Organización de Estados Americanos (OEA), que arribó el domingo al aeropuerto Toncontín de esta capital.

La comitiva de la OEA no pudo salir del aeropuerto, porque sus integrantes fueron retenidos por agentes de la Dirección de Población y Política Migratoria.

El acto fue calificado de una “acción de barbarie” por el embajador de Honduras en Washington, Enrique Reina, leal al depuesto presidente Manuel Zelaya, en declaraciones a una televisora local. La policía y los militares que resguardan el aeropuerto impidieron el paso de los periodistas que trataron de ingresar a la sección de Migración donde están retenidos los miembros del equipo de la OEA.

La misión debía delinear la agenda de una misión de cancilleres de la OEA que visitaría esta capital para trabajar en el diálogo entre el gobierno derrocado de Zelaya y las autoridades del régimen de facto de Roberto Micheletti.

La base de la negociación sería el Acuerdo de San José, elaborado con la mediación del presidente costarricense Oscar Arias, y que establece el reintegro de Zelaya al poder.

Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores del gobierno de facto emitió un comunicado, en el que advirtió que Honduras no recibirá a los embajadores de los países que unilateralmente rompieron relaciones diplomáticas con este país.

La medida es una represalia contra varios países latinoamericanos que solicitaron la salida de los embajadores hondureños que reconocieron al gobierno de facto de Micheletti, o que retiraron a sus embajadores acreditados en Tegucigalpa.

“Ante el anuncio efectuado por un grupo de gobiernos de hacer retornar sus embajadores a Tegucigalpa, Honduras expresa su satisfacción, por cuanto la medida representa un reconocimiento expreso al Gobierno del presidente Roberto Micheletti”, consideró la cancillería del gobierno de facto.

Sin embargo, advirtió que los países que optaron por mantener las relaciones a nivel de misiones concurrentes, deberá solicitar la acreditación de los nuevos jefes de misión a las autoridades de facto.

“En el caso de aquellos países que unilateralmente decidieron romper sus relaciones diplomáticas con Honduras, situación de Argentina, España, México y Venezuela, se hace saber que la normalización con estos países estará condicionada a medidas de reciprocidad inmediatas”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login