Voces discordantes se levantan en Francia contra respaldo a Roman Polanski

PARIS (AFP) – Voces discordantes de la política y el cine se escucharon el martes en Francia contra el respaldo unánime de varios ministros y artistas al cineasta franco-polaco Roman Polanski, detenido en Suiza a pedido de la justicia de Estados Unidos por un asunto sexual de hace 30 años.

“Es un problema de la justicia”, sostuvo el martes el eurodiputado ecologista Daniel Cohn Bendit, que criticó en particular al ministro de Cultura francés, Frederic Mitterrand, por haber tomado cartas en el asunto.

El domingo, Mitterrand afirmó que la detención de Polanski es algo “absolutamente espantoso”, por “una vieja historia que no tiene realmente sentido”.

“Es una historia muy dura porque es verdad que hubo una violación a una niña de 13 años”, sostuvo Cohn Bendit, quien durante la campaña para las elecciones europeas de junio pasado fue él mismo acusado de haber escrito un controvertido libro en 1975 sobre la sexualidad infantil.

El cineasta y productor francés Luc Besson tomó igualmente distancia de los numerosos artistas que denunciaron “una trampa policial” contra Polanski, de 76 años, ganador de un Oscar en 2002 por la película “El pianista”, y que podría ser extraditado a Estados Unidos en los próximos 40 días.

“Le tengo mucha estima, es un hombre que aprecio mucho y conozco un poco porque nuestras hijas son muy amigas, pero hay una justicia y es la misma para todo el mundo”, afirmó Besson.

“Tengo una hija que tiene 13 años, y si fuera violada, no pensaría exactamente lo mismo”, sentenció.

Polanski es reclamado por la justicia de Estados Unidos desde 1977 por haber mantenido “relaciones sexuales ilegales” con una adolescente de 13 años. El director de “El bebé de Rosemary” (La semilla del diablo) tenía entonces 43 años.

Polanski fue detenido el sábado a su llegada a Suiza, donde iba a recibir un premio a su trayectoria cinematográfica en el Festival de Cine de Zurich.

Más de un centenar de artistas firmaron una petición de apoyo al cineasta que vive en París desde fines de los 70.

“¿El hecho de pertenecer a la casta sobreprotegida del jet-set exonera a sus miembros de respetar las leyes y los autoriza a evitar demandas judiciales durante 30 años?” se preguntó de forma brutal Marine Le Pen, hija del dirigente ultraderechista francés Jean Marie Le Pen.

Su padre había ya criticado a los ministros de Cultura y de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, por el apoyo que expresaron a Polanski.

“Esta historia es un poco siniestra, francamente. Un hombre de un talento semejante reconocido en el mundo entero (…) Todo esto no es simpático”, afirmó el lunes el canciller francés, que envió una carta a la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, pidiendo la liberación del cineasta.

La presidenta de la Asociación defensora de la infancia maltratada, “L’enfant bleu”, expresó su “sorpresa ante el alboroto mediático” que ha generado la detención de Polanksi, compañero sentimental de la actriz y cantante francesa Emmanuelle Seigner.

“Creo que se está haciendo una amalgama: este hombre es sin lugar a dudas un hombre talentoso pero es también un hombre y por lo tanto está sometido a las reglas sociales de nuestro mundo”, consideró Brigitte Bancel Cabiac, que también expresó su sorpresa por el hecho de que “la justicia de Estados Unidos haya tardado tanto tiempo en detenerlo” siendo un artista tan conocido.

La prensa francesa también se pronunció sobre el asunto. El matutino Le Telegrame, uno de los diarios regionales más reputados fue tajante al respecto: “Genial y simpático, Polanski no está por encima de las leyes”.

You must be logged in to post a comment Login