Enfrenta Colombia racionamiento de agua a pesar de riqueza hídrica

Por Martha Trujillo.

Bogotá.- Colombia, que cuenta con la séptima reserva de agua dulce del mundo, enfrenta crecientes racionamientos de agua en varias regiones debido a la fuerte sequía provocada por el fenómeno climático del Niño. Ante la reducción en el nivel de las presas por la ola de calor que comienza a sentirse en Colombia, y que se recrudecerá a partir de octubre, las autoridades recomendaron racionalizar el líquido vital debido al riesgo de una mayor escasez en el próximo semestre.

Colombia cuenta con la séptima reserva de agua dulce del mundo, con una oferta hídrica de 415 mil kilómetros cuadrados, equivalentes al 36 por ciento del territorio nacional, lo que sextuplica la media mundial y triplica el promedio latinoamericano. Según un reporte de la Compañía de Expertos en Mercados XM, una consultoría especializada en el tema, el fenómeno del Niño que golpeará con fuerza a Colombia desde octubre ya redujo en 10 por ciento la capacidad de almacenamiento de agua de los embalses.

De acuerdo con el estudio de la empresa, divulgado esta semana, las pocas lluvias que han caído en las zonas donde se encuentran las presas han mermado su capacidad útil del 77 al 67 por ciento.

El bajo caudal de los ríos obligó en septiembre a cortes de agua en varios sectores de la ciudad sureña de Cali, la tercera del país, y la medida podría aplicarse en otros lugares de continuar la escasez de lluvias. La Empresa de Acueducto de Bogotá, encargada de suministrar el líquido en la capital del país, garantizó reservas para los más de siete millones de habitantes, pero el Instituto de Estudios Ambientales (Ideam), advirtió que podría haber racionamientos.

Según el Ideam, entidad que monitorea el clima en Colombia, la reducción de lluvias en sectores como Chingaza y Sumapaz –colindantes a la ciudad- y el crecimiento poblacional, podrían afectar el suministro del líquido en Bogotá. Las autoridades señalaron que el fenómeno climático de El Niño, que se extenderá hasta marzo próximo, podría ocasionar desabastecimiento de agua en nueve de los 32 departamentos colombianos.

La viceministra del Agua y Saneamiento Básico, Leyla Rojas, alertó sobre una reducción sensible de las lluvias en octubre y noviembre próximos en el territorio colombiano, lo que llevará a una severa escasez del líquido vital. “No solamente se verían afectados la región Andina y la región Caribe, sino que se verían afectados otros departamentos del país”, dijo Rojas, quien pidió a la población reducir el consumo de agua para evitar cortes drásticos.

Según el Ideam, a lo largo del próximo semestre podrían enfrentar problemas de agua, los departamentos de Huila, Boyacá, Cundinamarca, Casanare, Cesar, Arauca, Magdalena, Guajira y Atlántico, lo que resulta contradictorio en un país con bastos recursos hídricos. La situación se presenta en medio de llamados de organizaciones ambientalistas a frenar la deforestación, ante el riesgo de una escasez del líquido para el 70 por ciento de la población colombiana en el 2025.

A pesar de sus ricas reservas de agua, la variabilidad del recurso se ve limitada por la alternancia climática que caracteriza al país, donde en algunas épocas se presentan inundaciones y en otras se registran severas sequías como la que se avecina esta temporada. De acuerdo con los expertos, los racionamientos de agua que se producirán en el país tendrán un impacto económico ya que el sector agrícola consume 48 por ciento de ese recurso, mientras que el industrial 8.0 por ciento y el resto corresponde al uso doméstico.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login