Desempleo obstinado

            Según

el Departamento de Trabajo, en septiembre, la economía estadounidense perdió

263,000 empleos, más de los 201,000 perdidos en agosto. Excepto el gobierno y

el sector salud, todos los demás sectores perdieron puestos de trabajo, con la

manufactura, la construcción y el comercio al menudeo, como los más severamente

afectados. Aún así, las cifras de agosto y septiembre son mucho mejores que el

promedio mensual de 700,000 empleos perdidos durante el primer trimestre del

año.

            La

tasa de desempleo aumentó de 9,7 por ciento en agosto, a 9,8 por ciento en

septiembre. Lo cual está muy cerca de la cifra de dos dígitos, temida por el

Presidente Barack Obama al comienzo de su mandato.

            Antaño,

tenía que pasar casi un año para recuperar los empleos perdidos en una

recesión. Sin embargo, durante las últimas dos recesiones, las de 1991 y 2003, la Oficina de Estadísticas

Laborales estima que tuvieron que pasar 21 y 18 meses, respectivamente, para

recuperar los empleos perdidos.

            La

recesión actual ya es la más prolongada desde el fin de la Segunda Guerra

Mundial. Desde entonces, sólo una vez en 1983, la tasa de desempleo llegó a dos

dígitos en Estados Unidos.

            El

aumento del desempleo inmediatamente se volvió parte del debate polarizado en

Washington. La oposición Republicana afirmó que las cifras eran prueba de que

no está funcionando el paquete de estímulo económico aprobado por el gobierno.

Los economistas del gobierno afirmaron que el paquete de estímulo contribuyó a

evitar una depresión y que sin él serían peores las cifras de desempleo. Como

sea, debe hacerse algo más para frenar el aumento del desempleo.

 ____________________________

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington.

Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio. 

You must be logged in to post a comment Login