Desliz del dólar

Desde marzo, el dólar estadounidense ha declinado 15 por ciento frente a las principales monedas.

Sin embargo, el tema no mereció una alusión en la declaración final emitida, por los Ministros y banqueros centrales de las economías industrializadas, al concluir una reunión llevada a cabo, en Istanbul, a la par de las reuniones anuales del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

Después de la reunión, el Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner reiteró la importancia del dólar fuerte. Asimismo, el presidente del banco central europeo, Jean Claude Trichet estuvo de acuerdo en que “el dólar fuerte es extremadamente importante en las circunstancias actuales.”

Entretanto, el dólar se cotizó cerca de 1.50 por euro y a menos de 90 por yen.

Esto fue una buena noticia para los exportadores de Estados Unidos, pero fue visto como una mala noticia por quienes exportan a Estados Unidos. Por ende, los bancos centrales de Indonesia, Corea del Sur y Tailandia intervinieron en los mercados de divisas, comprando dólares, para frenar la correspondiente apreciación de sus monedas.

También hubo rumores de pláticas secretas entre algunos gobiernos para abandonar el dólar en la comercialización del petróleo. Tales rumores fueron rápidamente negados por voceros de los gobiernos de Arabia Saudita y de Rusia.

Al finalizar la semana, los precios de las materias primas reaccionaron al alza, especialmente los futuros del petróleo superaron $70 y los futuros del oro llegaron a casi $1040.

Una interpretación más positiva de estos acontecimientos juzgó la caída del dólar como indicio de que los inversionistas están abandonando la aversión al riesgo, que exhibieron durante la turbulencia del año pasado y que los llevó a encontrar refugio en el dólar.

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

You must be logged in to post a comment Login