Fracasa en Nicaragua intento por detener plan reeleccionista de Ortega

MANAGUA (AFP) – La oposición legislativa fracasó este jueves en su primer intento por anular un fallo judicial que permitirá al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, buscar la reelección sucesiva desde 2011, al tiempo que la sentencia motivó un nuevo roce entre Washington y Managua.

El proyecto de ley que buscaba dejar sin efecto la sentencia, derrapó cuando uno de los cuatro diputados de la oposición en el directorio del Parlamento, rompió el compromiso de “actuar unidos contra Ortega y se abstuvo de votar la puesta a discusión del texto.

“Me abstengo” porque “creo que hay que estudiar” si el Parlamento tiene competencia para anular un fallo, adujo el diputado Alejandro Ruiz, de la opositora Alianza Liberal Nicaragüense (ALN, derecha).

Para que una iniciativa pase al plenario, la mayoría de los siete directivos del Congreso deben aprobarla. El gobernante Frente Sandinista (FSLN, izquierda) tiene tres miembros y la oposición cuatro.

La declinación de Ruiz permitió a los sandinistas frenar en las puertas del Congreso, las pretensiones de la oposición de revertir la polémica sentencia dictada el pasado 19 de octubre por el Poder Judicial, que derogó una norma constitucional que prohibía la reelección presidencial consecutiva.

Los planes reeleccionistas de Ortega también fueron cuestionados por el embajador estadounidense, Robert Callahan, quien el miércoles acusó a la Corte de Justicia de resolver “indebidamente y atípicamente” a favor de Ortega.

En respuesta, el gobierno sandinista advirtió el jueves a Washington, en un comunicado, que no aceptará que intervenga en sus asuntos internos mientras miles de sandinistas exigieron airadamente la expulsión de Callahan frente a la embajada en Managua.

“Que se vaya, que se vaya!”, demandaron los manifestantes, que atacaron la sede con morteros caseros, rompieron luces, cámaras de seguridad y emblemas que colgaban en el portón principal de la sede.

De su lado Canadá se declaró “preocupado” por la decisión de la Corte Suprema de Nicaragua que habilitaría las eventuales aspiraciones de Ortega, según el secretario de Estado canadiense para América, Peter Kent.

El revés opositor en el Congreso afianzó el camino para que Ortega busque la reelección para un nuevo mandato, sin tropiezos de sus adversarios que han actuado divididos, pese a ser mayoría en el Congreso.

“Para ser honestos con nosotros mismos, (si) hay algo que continúa igualito” en Nicaragua es “la división de la oposición política”, dijo el presidente de la Cámara Americana de Comercio, Róger Arteaga.

El líder empresarial aludió a las frágiles promesas de unidad en la oposición ante los abusos de poder que le atribuyen a Ortega.

Arteaga representa a uno de los bloques empresariales más críticos al gobierno de Ortega, que asumió en 2007 su segundo mandato, tras el triunfo de la revolución (1979-1990).

Por su parte la Asociación Nicaragüense pro Derechos Humanos advirtió que la endeble unidad de la oposición somete al poder Electoral, Judicial y Ejecutivo “al servicio de una sola persona que mantiene sus ambiciones de poder”.

Esta es la segunda vez que la oposición intenta cohesionarse desde que rechazó por supuestos fraudes los resultados de las elecciones municipales del 2008, que ganó el FSLN.

You must be logged in to post a comment Login