Nueva oleada de protestas indígenas en la Amazonia contra la construcción de presas

Los indígenas kayapó tienen previsto desarrollar una

protesta contra la construcción de una enorme presa hidroeléctrica en el río

Xingú de Brasil, uno de los principales afluentes del Amazonas.

La protesta comenzó este miércoles en la comunidad kayapó de Piaraçu, y durará

una semana. Según las expectativas, se espera que acudan unos 200 indígenas.

Representantes del Ministerio de Minas y Energía de Brasil y el Ministro del

Ambiente han sido invitados para hablar con los indígenas. Los kayapó y otros

pueblos indígenas se oponen a la presa, argumentando que no se les ha

consultado de forma adecuada y que no han sido informados acerca del verdadero

impacto que tendrá  sobre sus tierras.

La presa desviará el 80% del caudal del río Xingú y tendrá un gran impacto

sobre las reservas de pesca y los bosques que habitan pueblos indígenas a lo

largo de sus 100 km.

de longitud. Survival ha protestado ante el Gobierno por este proyecto.

Los kayapó están muy enfadados con Edison Lobão, el Ministro de Minas y

Energía, que recientemente declaró que “fuerzas demoniacas” trataban de evitar

la construcción de grandes presas hidroeléctricas en Brasil. Según dijo el

líder kayapó Megaron Txucarramae: “esas palabras son muy feas y son ofensivas

para nosotros y para todos aquellos que defienden la naturaleza”.

Belo Monte es uno de los enormes proyectos de infraestructura que figuran en el

Programa de Crecimiento Acelerado del Gobierno. En 1989 los kayapó organizaron

protestas masivas contra los planes de construcción de una serie de presas en

el río Xingú. Presionaron con éxito al Banco Mundial para que saliera de la

financiación del proyecto, que entonces se archivó.

Los planes de construcción de presas en otros ríos amazónicos son también el

objetivo de las protestas indígenas. Hace un año, indígenas enawene

nawe saquearon una presa en construcción en un intento

de detener la docena de presas proyectadas en el río Juruena. Según los propios

indígenas las presas arruinarían la pesca de la que dependen.

En la parte occidental de la Amazonia, la presa de Santo Antônio, parte de un

complejo de presas que se está construyendo junto al río Madeira, inundará la

tierra de, al menos, cinco grupos de indígenas aislados. Se piensa que uno de

los grupos vive a sólo 14 kilómetros del lugar donde se está construyendo la

principal presa.

En una carta dirigida al presidente Lula, los kayapó explicaban su postura: “No

queremos que esta presa destruya los ecosistemas y la biodiversidad que

nosotros hemos cuidado durante un milenio, y que aún podemos preservar. Señor

presidente, imploramos que se hagan buenos estudios que busquen debatir con los

pueblos indígenas esta gran cuna ecológica de nuestros antepasados… Queremos

participar en este proceso sin ser tratados como diabólicos demonios que

paralizan la evolución del país”.

Fuentes internas a Survival

International declararon hoy: “Se ha ocultado el impacto real de

las presas. Si salen adelante destruirán las vidas, tierras y modos de vida de

muchos pueblos indígenas. Ninguna compensación podrá subsanar  jamás un

daño de esta escala, que arruinará las vidas y la independencia de estos

pueblos”.

Lee esta noticia online:

http://www.survival.es/noticias/5163

You must be logged in to post a comment Login