Declaración de Insulza sobre acuerdo en Honduras

“Es un momento de enorme satisfacción para Honduras y los hondureños, para las Américas, para la OEA y para la democracia en general, porque una grave crisis como la vivida en los últimos meses se podrá definitivamente resolver con el poder de la palabra y la razón.

Felicito a los ciudadanos de Honduras por haber alcanzado la meta que todos queríamos, la rúbrica de un acuerdo hecho por y para los hondureños. El Presidente Zelaya y el señor Micheletti, junto con sus delegaciones, dieron una apreciable muestra de flexibilidad y de sentido patriótico.

Todos los países de las Américas y en general de la comunidad internacional deben estar también de celebración, porque todos juntos interpretaron un papel clave y casi inédito en la historia al mantener en todo momento una postura común y sin divisiones.

Especialmente importante fue el papel desarrollado por los gobiernos de la región que enviaron representantes a Tegucigalpa en algún momento de la crisis para ayudar a caminar al diálogo. En particular es reseñable la contribución de Estados Unidos y de su Subsecretario de Asuntos Hemisféricos, Thomas Shannon, que, aún con un costo personal importante, se implicó a fondo en la búsqueda de una solución al problema. El papel del Presidente Óscar Arias, en cuya propuesta se basó el acuerdo final, fue también fundamental.

Y es para mí una satisfacción especial apreciar el papel desarrollado por la OEA en la crisis. Desde el mismo día en que se desató el conflicto, con la celebración de un Consejo Permanente Extraordinario, y hasta el anuncio hoy del acuerdo en Tegucigalpa, pusimos todo nuestro empeño para encontrar una solución pacífica y consensuada a la crisis. En ese trabajo es necesario resaltar la destacada labor de John Biehl y Víctor Rico, que me representaron en el terreno durante las negociaciones.
Nuestro trabajo no se acaba sin embargo aquí, porque aún es necesario recorrer más camino hasta que Honduras pueda regresar a la normalidad democrática e institucional. Como fue el caso hasta ahora, la OEA y su Secretaría General seguirán en todo momento apoyando a Honduras y los hondureños para que el barco llegue a buen puerto.

En primer lugar, debemos designar la composición de la misión que observará las elecciones del 29 de noviembre. Además, debemos designar los dos representantes de la comunidad internacional que formarán parte de la Comisión de Verificación de los acuerdos. Puedo adelantar que serán personas de alto nivel, y que en breve enviaremos una avanzada que trabajará de manera más permanente sobre el terreno. Y por último debemos trabajar hacia el levantamiento de la suspensión de pertenencia a la Organización que pesa sobre Honduras, que deberá ser decidida en una nueva Asamblea General Extraordinaria que esperamos poder celebrar pronto”.

You must be logged in to post a comment Login