Ceremonia recordó en Rio de Janeiro a víctimas del vuelo 447 de Air France

RIO DE JANEIRO (AFP) – Una ceremonia restringida a unos 500 familiares y unos pocos invitados recordó este sábado en Rio de Janeiro a las 228 víctimas del accidente con el vuelo 447 de Air France, ocurrido en junio pocas horas después de despegar rumbo a París.

El homenaje, del que participaron funcionarios franceses y brasileños y altos representantes de Air France, se desarrolló con estricta discreción y a distancia de la prensa, de acuerdo a un pedido formulado por las propias familias, informó la empresa aérea.

Sin embargo, sirvió para que los familiares brasileños manifestaran su inconformidad con la “falta de transparencia” que -afirmaron- rodea a la investigación realizada en Francia sobre el accidente.

“Ha sido una ceremonia llega de dignidad y de fervor, para permitir a las familias vivir su duelo”, dijo el secretario de Estado francés para la Cooperación, Alain Joyandet, a la prensa luego de los homenajes que duraron poco menos de dos horas.

“Las familias se han sentido felices de poder expresar en común este dolor terrible”, dijo el ministro, anunciando que otro monumento de homenaje “erigido en Francia será inaugurado en la fecha del primer aniversario del accidente”, en junio próximo.

El avión cayó al mar la noche del 31 de mayo al 1 de junio, a 1.150 km de las costas de Recife (nordeste de Brasil).

Unos 50 cuerpos y numerosos pedazos del Airbus A330 fueron rescatados del mar, pero las causas del peor accidente ya sufrido por aviones de Air France aún son desconocidas ya que no fueron halladas las ‘cajas negras’.

Entre las víctimas se encontraban personas de 32 nacionalidades, incluyendo 72 franceses y 58 brasileños.

La ceremonia se desarrolló en el Mirante de Leblon, desde donde se tiene una impresionante vista del mar y la playa de ese mismo nombre. La calle de acceso fue cerrada por vehículos de la policía, y apenas eran autorizados a pasar los autobuses con los familiares y empleados de Air France uniformados.

En la oportunidad se inauguró una estela compuesta por un panel de vidrio de varios metros sobre el que están grabadas 228 golondrinas, que simbolizan las 228 víctimas y parecen volar sobre el océano. También está grabada la frase ‘In Memoriam’ en diversos idiomas.

La ceremonia fue simple: un acto ecuménico, una lectura de textos sagrados, homenajes leídos por cinco familiares, y una canción escrita por la esposa de una de las víctimas. Según un participante, un momento emocionante fue la lectura de los 228 nombres.

“Ha sido un bello homenaje frente al mar. El local se convertirá en un local de recogimiento”, dijo a la prensa Christophe Lara, pariente de una víctima de nacionalidad francesa.

Posteriormente los familiares tenían previsto embarcar un navío para poder arrojar flores al mar frente a Rio de Janeiro.

Maarten van Sluys, portavoz de la asociación brasileña de familaires de víctimas, dijo a la AFP luego de la ceremonia que numerosas personas usaban un brazalete negro “para manifestarse silenciosamente contra la falta de transparencia de la investigación de las autoridades francesas”.

Esta asociación, que dice representar a 38 de las 58 familias de víctimas brasileñas, publicó una carta abierta reclamando falta de información sobre la investigación y manifestando disconformidad con el pago de indemnizaciones.

A esa carta el ministro francés Joyandet se limitó a responder que “todo el mundo quiere la verdad, el gobierno francés quiere la verdad y el gobierno brasileño también así como las familias, que también quieren continuar su duelo”.

“Una nueva campaña de búsquedas (por las cajas negras del avión) se realizará en febrero”, agregó.

You must be logged in to post a comment Login