Presentan homenaje literario a escritor local

Para el escritor y poeta argentino Luis Alberto Ambroggio no hay mejor homenaje que alguien pueda leer y comentar sus trabajos literarios, pero también disfrutar de las obras de otros escritores.

Y eso fue precisamente lo que sucedió la noche del jueves en la sede de la Embajada de Argentina ante la Casa Blanca, cuando escritores, poetas y amantes de la literatura no solamente leyeron sino también “criticaron con lujo de detalles” —pero de una manera positiva— algunos de los mejores poemas de Ambroggio, quien cuenta en su haber con una docena de libros publicados.

La introducción de Ambroggio estuvo a cargo del agregado cultural de la Embajada argentina, Conrado Solari Yrigoyen, para que luego continuara una larga lista de escritores y poetas de diferentes países, que destacaron no solo sus grandes méritos como escritor sino como persona.

Las primeras en resaltar las obras del homenajeado fueron la doctora Georgette Dorn, jefa de la División Hispana de la Librería del Congreso de Estados Unidos, y la traductora Ivette Moreno quien “vive cada frase” de los poemas que traduce al autor.

Para ambas la poesía de Ambroggio está llena de “una multitud de voces y estilos” que invitan al lector a “adentrarse” más y más.

Para el periodista y escritor español Alberto Avendaño las obras de Ambroggio son tan variadas “que parecen como si fueran de autores diferentes”, en especial al comparar poemas que él considera “eróticos” con uno de tinte político muy profundo como el que titula: “Pagando por un pésame”.

Pagando por un pésame, no es más que una fuerte crítica a las situaciones de guerra en Irak, en particular cuando las personas que caen bajo la “bala enemiga” son víctimas inocentes; poema que leyó el propio autor.

“En los poemas eróticos Luis Alberto se desnuda y nos desnuda, y las palabras se abren de piernas”, comentó Avendaño.

El director de la Academia Norteamericana de la Lengua Española, Gerado Piña Rosales, también fue uno de los panelistas invitados al homenaje literario y donde leyó “La vida como vuelo”.

“Para eso sirven los poetas, para alumbrar nuestras noches del alma”, apuntó Piña Rosales.

Ambroggio, quien  nació en Córdoba, Argentina es también miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. Su poesía ha sido traducida a varios idiomas y sus obras publicadas en España, los países latinoamericanos y Estados Unidos.

You must be logged in to post a comment Login