Asia

El Presidente Barack Obama ha pasado una semana en Asia, la región que hoy es la más dinámica de la economía mundial.

El viaje del Presidente Obama incluyó visitas a Japón, Singapur, China y la República de Corea, con participación en dos cumbres celebradas en Singapur.

Por primera vez, un Presidente de Estados Unidos participó en la cumbre de los 10 miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático.

También, el Presidente Obama, participó por primera vez en la cumbre de los 21 países del Grupo de Cooperación Económica Asia Pacífico.

La agenda de cada una de estas visitas y cumbres incluyó temas de seguridad, tales como el futuro de la alianza entre Japón y Estados Unidos, la no proliferación nuclear, la democracia y los derechos humanos, así como el cambio climático.

Sin embargo, en el trasfondo, estuvo presente un asunto económico como la relación de mayor tensión, para usar un término acuñado por Raymond Aron durante la Guerra Fría.

Este asunto a menudo es descrito en términos oblicuos, como rebalancear la economía mundial, o la promoción del desarrollo equilibrado.

Lo cual puede traducirse como la reducción del abultado excedente en la cuenta corriente de China y el correspondiente déficit estadounidense.

La tensión en esta relación desequilibrada se deriva del tipo de cambio pegado al dólar estadounidense que mantiene la moneda china.

Esta fijación del tipo de cambio del yuan también está generando tensión con los socios comerciales vecinos de China, porque sus exportaciones se están encareciendo en el mercado de China y en el de Estados Unidos.

Al concluir su visita, en la conferencia de prensa conjunta con el líder chino Hu Jintao, el Presidente Obama saludó el “compromiso de China con un tipo de cambio más orientado por el mercado.”

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

You must be logged in to post a comment Login