CICAD-46 abre con un llamado a nuevas formas de enfrentar el problema de las drogas

Un llamado a los países de las Américas a trabajar juntos, con el uso de nuevos recursos y la disposición de renovar viejas estrategias caracterizó hoy la sesión inaugural del debate entre las más altas autoridades del hemisferio en materia de control del abuso y el tráfico de drogas.

La Cuadragésima Sexta Sesión Ordinaria de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD-46) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) se inauguró hoy en Miami, Florida, con la presencia del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza; la Presidenta de la CICAD y Secretaria Ejecutiva del Consejo Nacional para el Control de Estupefacientes (CONACE) de Chile, María Teresa Chadwick; y el Subdirector de la Agencia Nacional de Políticas de Control de Drogas de los Estados Unidos, A. Thomas McLellan.

El Secretario General Insulza enfatizó que el carácter del problema de las drogas es multinacional e hizo un llamado a la colaboración y cooperación internacional para solucionarlo. “No podemos dejar que esa responsabilidad se diluya entre todos”, dijo, refiriéndose al problema de las drogas, que llamó “una de las amenazas más terribles” que se imponen sobre nuestros países.

“Cada uno de nuestros Estados, todos en conjunto y de manera cooperativa, debemos reforzar nuestras capacidades para enfrentar y dar solución al problema, acabando con la amenaza”.

La Presidenta de la CICAD María Teresa Chadwick se despidió de la Comisión al terminar su periodo en la Presidencia y recalcó que en la última década “el mundo ha cambiado” y el problema de las drogas ya no es el mismo que antes.

“Nuestros enemigos, las organizaciones criminales de producción y tráfico de drogas ilícitas también han cambiado. ¿En qué consisten a su juicio esos cambios?”, preguntó.

Entre otras cosas, dijo, en “la creciente influencia de los carteles de drogas en el poder político y la amenaza que ellos representan para la seguridad y el desarrollo, la adaptación de las organizaciones de narcotráfico a funcionar como redes locales que han dado lugar a un significativo aumento del microtráfico y a una variedad de delitos conexos al problema de las drogas”.

También señaló como indicadores de ese cambio el “aumento del consumo de una mayor variedad de estupefacientes o psicotrópicos principalmente entre el segmento juvenil de la población”.

El Subdirector de la Agencia Nacional de Políticas de Control de Drogas de los Estados Unidos, A. Thomas McLellan, dijo que la Administración del Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está dispuesta a encarar las nuevas realidades del problema de las drogas y cambiar de estrategia.

Con la nueva administración “ha llegado un nuevo espíritu”, dijo. “Primero, de colaboración y cooperación. Nosotros vemos esto como una oportunidad de compartir información, pericia y responsabilidad mientras enfrentamos estos terribles problemas de drogas. También un espíritu de análisis honesto y de aceptar la realidad. Es hora de usar la ciencia y el sentido común para dirigir nuestros esfuerzos—no la ideología, no las posturas del pasado, sino una visón nueva de lo que nos dicen los hechos. También la buena disposición de reconsiderar viejas posturas, y particularmente a cambiar de dirección cuando la ciencia nos dice que es hora de cambiar de dirección.”

“Prevención, Tratamiento y Reinserción por Drogas” es el tema de la CICAD-46, que se lleva a cabo del 18 al 20 de noviembre en el Hotel Hilton Downtown en Miami, Florida. La reunión se destaca por el debate sobre los esfuerzos de reducción de demanda de drogas en el hemisferio; una presentación de la OEA sobre el estado del consumo de drogas en el hemisferio; y un reporte sobre las nuevas direcciones en el tratamiento de personas adictas a la droga en Estados Unidos.

La Comisión CICAD fue establecida por la Asamblea General de la OEA de 1986 como la respuesta política del Hemisferio Occidental para resolver todos los aspectos vinculados al problema de las drogas. Cada gobierno miembro nombra a un representante de alto rango en la Comisión, la cual se reúne dos veces al año. La Misión de la CICAD es fortalecer las capacidades humanas e institucionales de sus Estados Miembros para reducir la producción, el tráfico y el consumo ilegal de drogas, y responder a las consecuencias en la salud de la sociedad y la criminalidad producto del comercio ilegal de drogas.

Fuente: OEA

You must be logged in to post a comment Login