Mercedes Benz: “infundadas” acusaciones de víctimas de dictadura argentina

FRANCFORT, Alemania (AFP) – El grupo alemán Daimler (Mercedes-Benz) consideró el miércoles “infundadas” las acusaciones de colaboración de la empresa con la dictadura militar argentina (1976-83) realizadas por ex trabajadores.

Hector Ratto, superviviente de un centro de tortura de la dictadura argentina, acusó el martes a los dirigentes del constructor alemán de automóviles, para el que trabajaba, de haber colaborado con ese régimen.

“Ya hemos realizado desde 2003 investigaciones independientes sobre este periodo, y todo ha sido verificado”, declaró a la AFP un portavoz de Daimler, aunque sin pronunciarse en particular sobre el caso de Ratto.

“A tenor de esas investigaciones, consideramos la acusaciones de antiguos trabajadores como infundadas”, añadió.

Ratto, de 61 años, entonces delegado sindical, contó en un proceso contra ex oficiales del cuartel de Campo de Mayo (en las afueras de Buenos Aires) las torturas que padeció durante 19 meses en un cuartel de Campo de Mayo (en las afueras de Buenos Aires).

El principal acusado es el último dictador argentino, el general retirado Reynaldo Bignone, que dirigió la junta en 1982-1983.

El día de su detención por los militares, el 12 de agosto de 1977, Hector Ratto escuchó al entonces gerente de la empresa, Juan Tasselkraut, dar por teléfono la dirección de Diego Núñez, otro delegado, secuestrado esa misma noche, y desde entonces desaparecido.

“Es evidente que las direcciones salían a través de la empresa. Ninguno tenía otra actividad (política) que el activismo en la empresa. A mí me llevan de allí porque no tenían mi nueva dirección”, declaró.

You must be logged in to post a comment Login