Reid: reforma de salud hará más accesibles las mamografías

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, dijo que el proyecto de ley para la Protección del Paciente y el Cuidado de la Salud Asequible harán más accesibles a las mamografías.

Al igual que otras medidas preventivas, los exámenes para detectar el cáncer de mama “es una de las mejores maneras de combatir esta enfermedad”, dijo el senador al destacar que las mamografías “salvan vidas”.

Informó que el proyecto de ley que el Senado debatirá a partir de diciembre rebajará el costo de estos exámenes. “Nuestras madres, hermanas e hijas no merecen nada menos”, enfatizó.

La Comisión Especial de Servicios Preventivos, que es un panel independiente, recomendó que las mujeres deben esperar hasta los 50 para hacerse una mamografía y no 40 años como anteriormente aconsejaba. Además, indico que lo deben hacer cada dos años y ya no cada año.

Sin embargo, entidades como los de la Sociedad Estadounidense del Cáncer (American Cancer Society), el Colegio Estadounidense de Radiología y la Coalición para el Acceso a Imágenes Médicas discrepan con esa recomendación.

“Seamos claros: la recomendación de este panel independiente no tendrá impacto absoluto sobre los proyectos de ley que son escritos, debatidos o votados en el Senado”, indicó Reid.

Enfatizó que, de igual manera, la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius, “nos ha asegurado que nada cambiará con los programas Medicare o Medicaid a raíz de esta recomendación”.

“Siempre he creído que la decisión de cuándo o cómo recibir tratamientos preventivos, como una mamografía, un examen de próstata o un simple examen de sangre, debe ser hecho por el paciente en consulta con su médico”, dijo Reid.

“No es una decisión que debe ser tomada por una aseguradora, el gobierno o alguien que ni siquiera conoce al paciente”, señaló el senador.

El legislador dijo que el anuncio sobre las mamografías no tiene relación con la reforma de salud que debate el Congreso. Legisladores opositores a una reforma de salud advirtieron que las compañías de seguros podrían negarse ahora a ofrecer ese tipo de exámenes.

“No existe nada en nuestra propuesta que disuada o prohíba los tratamientos preventivos; todo lo contrario. Por lo tanto esta reforma histórica, así como las mamografías, salvarán vidas”, puntualizó.

En un tema relacionado, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos indicó que la mayoría de las mujeres menores de 30 años deben someterse a la detección cervical cada dos años, en vez de hacerlo anualmente.

Las mujeres mayores de 30 años pueden hacerse las pruebas cada tres años, indicó la importante asociación médica, que además propuso posponer hasta los 21 años la prueba para detectar el cáncer cervical.

La entidad médica señaló que el examen del Papanicolau provoca estrés, ansiedad y tratamientos innecesarios por tejidos sospechosos que en realidad no causan problemas y generalmente desaparecen.

La entidad aconsejaba anteriormente que el examen cervical se realizara tres años después de comenzar la vida sexual o a los 21 años.

You must be logged in to post a comment Login