Empleos y déficits

La política económica impulsada por el equipo económico del Presidente Barack Obama está en una encrucijada. Por un lado se encuentra la proyección sobre la economía, planteada por el Presidente de la Reserva Federal Ben Bernanke en un discurso, descrito como pesimista, ante el Club Económico de Nueva York.

El crédito bancario restringido y la debilidad del mercado de trabajo, fueron identificados por el Presidente Bernanke como dos factores que están impidiendo una expansión económica más robusta.

Sobre el mercado de trabajo, el Presidente Bernanke dijo, lo mejor que se puede decir ahora es que el desempleo está empeorando más lentamente, mientras que el año entrante continuará disminuyendo también con lentitud. Además, el Presidente Bernanke reconoció que la inflación permanecerá subyugada por algún tiempo.

Esta última expectativa le da base a quienes sostienen que, ante la ausencia de una amenaza inflacionaria, el gobierno tiene margen adicional para combatir el desempleo, mediante la aprobación de otro paquete de estímulo económico.

No obstante, hay oposición entre quienes están en contra del aumento del déficit fiscal. Como no hay riesgo de inflación a la vista, el argumento es que los altos niveles de deuda pública terminarán generando una pérdida de confianza en la economía estadounidense.

Lo cual conducirá a una abrupta caída de la cotización del dólar y a una consecuente alza en las tasas de interés, las cuales frenarán la incipiente expansión.
Por ahora, el debate en Washington está focalizado en la reforma del sector salud. Pero, tan pronto como concluya ese debate, el gobierno tendrá que confrontar la disyuntiva entre aprobar otro paquete de estímulo, o reducir el déficit fiscal.

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.

You must be logged in to post a comment Login