La corteza cerebral apasiona a biólogo molecular

La Joya, California, (ConCienciaNews) – Si se tienen que mencionar los tres órganos más

importantes del cuerpo humano, el cerebro es considerado el primero en la

lista. Para el biólogo molecular Carlos Pérez-García el estudio del cerebro es

tan importante que se ha convertido en su principal área de estudio desde que

se integró al equipo de investigación del laboratorio de neurobiología

molecular en el Salk Institute en La Jolla, California.

 

“Durante la evolución de mamíferos superiores, la corteza cerebral ha

adquirido un gran desarrollo: pasando de una corteza prácticamente lisa en los

roedores (ratones) a la compleja corteza de los humanos”, dijo Pérez-García.

 

Para Pérez-García, cuyo campo de estudio es el desarrollo y forma de la

corteza del cerebro (aquella que procesa el movimiento, sentidos, visión,

audición y habla), aprender cómo funciona una de las maquinarias más perfectas

jamás diseñadas por la evolución es su meta principal.

 

“El hecho de que esté usando mi propio cerebro como herramienta para

entender cómo funciona el cerebro humano me parece fascinante y, hasta cierto

punto, un reto”, dijo.

 

Durante su formación académica, Pérez-García dudó entre ser médico o

neurobiólogo.  Sin embargo, desde pequeño recuerda haber sentido una

especial predilección por el estudio del cerebro humano; especialmente por

“poder diferenciar qué nos hace tan especiales a los seres humanos respecto a

otros primates superiores como los chimpancés (con los que compartimos casi el

99 por ciento del genoma y qué hay en ese uno por ciento que nos hace ser tan

distintos y racionales)”.

 

Para Pérez-García, el estudio del cerebro es especialmente importante

porque se trata del órgano más grande en el cuerpo humano y el que más ha

evolucionado a través de la historia, hasta darnos la capacidad de lenguaje y

razonamiento que poseemos como seres humanos.

 

Por otro lado, también se trata del más misterioso o desconocido de todos

los órganos, por lo que encontrar los mecanismos que controlan su desarrollo y

funcionalidad es de crucial importancia.

 

“Se ha demostrado que existe un relación linear entre los genes que juegan

un papel crítico durante el desarrollo del cerebro y el desarrollo posterior de

patologías como la esquizofrenia, debido a varias razones: la mutación de un

gen, la sobre-expresión de un gen, entre otros”, dijo Pérez-García.

 

“Es importante entender cómo funcionan estos genes porque eso nos dará las

herramientas necesarias para usar dichos genes como objetivos terapéuticos y

detectar el desarrollo de enfermedades; ó como objetivo farmacológico, para

tratar de bloquear una función considerada como anormal”, explicó.

 

Si bien aún falta mucho camino por recorrer, una cosa es segura: mientras

surjan más científicos como Pérez-García, más cerca estaremos de conocer el

misterio de la complejidad del cerebro, así como de los males que lo aquejan.

 

Para acceder recursos educativos en español, llame a la línea de ayuda de

Acceso Hispano al 1-800-473-3003.

You must be logged in to post a comment Login