Abeto de las Ardenas en la Plaza de San Pedro

CIUDAD DEL VATICANO (VIS).- Benedicto XVI recibió esta semana a una delegación de Valona, la región belga que este año regala al Papa el árbol de Navidad colocado todos los años al lado del Portal de Belén en la Plaza de San Pedro.

El abeto procede de la zona de las Ardenas, una de las más frondosas de Europa. Mide 30 metros de alto y tiene un diámetro de 7 metros, pesa 14 toneladas y sus ramas inferiores llegan a diez metros.

Acompañan a este ejemplar de “Epicea abies” otros 45 abetos de las misma región que se colocarán en diversos lugares del Vaticano.

“El destino de este árbol -dijo el Papa dando las gracias a la delegación Valona- es parecido al de los pastores que velando en las tinieblas de la noche vieron cómo se iluminaban con el mensaje de los ángeles (…) Colocado al lado del Pesebre, manifiesta , a su manera, el gran misterio presente en la sencilla y pobre Belén.

Proclama a los habitantes de Roma, a los peregrinos, a todos los que ven la Plaza de San Pedro en la televisión, la llegada del Hijo de Dios.

A través de él el suelo de vuestra tierra y la fe de las comunidades cristianas de vuestra región saludan al Niño Dios”.

You must be logged in to post a comment Login