Santa Sede defiende el ambinete

CIUDAD DEL VATICANO (VIS).-Se ha publicado la intervención del arzobispo Celestino Migliore, jefe de la delegación de la Santa Sede en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en curso estos días en Copenhague (Dinamarca).

En su discurso el nuncio subrayó que también la Santa Sede “en el pequeño Estado de la Ciudad del Vaticano está llevando a cabo esfuerzos significativos para la protección del ambiente y la promoción e implementación de proyectos de diversificación de energía encaminados al desarrollo de energías renovables con el objetivo de reducir la emisión de CO2 y el consumo de combustible fósil”.

“Además -agregó- la Santa Sede respalda la necesidad de difundir una educación de responsabilidad ambiental que busca también la salvaguardia de las condiciones morales para una auténtica ecología humana. Numerosas instituciones católicas están comprometidas en la promoción de ese modelo de educación tanto en las escuelas como en las universidades. También las conferencias episcopales, las diócesis, las parroquias y las organizaciones no gubernamentales de orientación confesional se dedican a la propuesta y la gestión de programas ecológicos desde hace años”.

“Esas iniciativas -concluyó el nuncio- se proponen incidir sobre los estilos de vida, ya que los modelos actuales de consumo y producción a menudo son insostenibles desde el punto de vista social, ambiental, económico e incluso moral. Debemos salvaguardar la creación -suelo, agua y aire- como un don confiado a cada uno de nosotros, pero también y ante todo debemos impedir que la humanidad se autodestruya. La degradación de la naturaleza está ligada estrechamente con la cultura que conforma la coexistencia humana: si se respeta la ecología humana, la ecología ambiental también se beneficiará. La forma en que la humanidad trata al ambiente influye en la forma en que se trata a sí misma”.

You must be logged in to post a comment Login