Comité Nacional para Liberación de los Cinco Cubanos envía mensaje de 2010

Numerosas han sido las muestras de solidaridad y de apoyo a la causa de nuestra liberación que hemos recibido durante el año que despedimos. Doy las gracias a cada uno de ustedes por el esfuerzo realizado y la contribución personal a los logros alcanzados.

Durante la reciente audiencia en la corte en la que fui resentenciado fue emocionante constatar cuán fuerte es el movimiento de solidaridad con Los Cinco, representado en la sala por un grupo numeroso de amigos y amigas de Estados Unidos y de otros países a quienes les fue posible, no sin esfuerzo y sacrificios, asistir a dicha audiencia.

Recibimos el año nuevo con las fuerzas renovadas para continuar en la batalla por la verdad y la justicia, y con la confianza proporcionada por el saber que ustedes están a nuestro lado y que no cejarán en el empeño de que se nos conceda la libertad y se nos permita el regreso a la patria.

A todos ustedes, en cada país en el que se encuentren y desde donde contribuyan a lograr esos objetivos, mi más profunda gratitud y mis deseos de un Feliz Año Nuevo. Que sea el 2010 otro año de victorias.

Felicidades de Gerardo Hernández:

A usted y a todas nuestras hermanas y hermanos del Comité Nacional para la Liberación de los Cinco Cubanos, les deseamos unas felices fiestas y un 2010 lleno de paz y éxitos. También les expresamos nuestros más profundos sentimientos de aprecio por su continua solidaridad y continuo apoyo. ¡Muchas Gracias [email protected]! Con amor, en nombre de los Cinco y de nuestras familias:

Mensaje y poema de Antonio Guerrero:

Con estos poemas deseo reiterarles que nosotros, los Cinco, nos sentimos profundamente conmovidos y agradecidos por la solidaridad permanente que ustedes nos brindan, lo que es tan crucial en esta larga batalla por la justicia. Continuaremos, junto con ustedes, hasta la victoria final, la cual solo será alcanzada con el retorno de nosotros a la Patria.

¡Habrá más poesía!

¡Habrá más poesía!

Porque nuestra razón

Es ola gigantezca,

Es corcel volador;

Porque sobre los muros

Del tiempo y la prisión

Yo puedo contemplar

Como brota una flor;

Porque en la lejanía,

A solas, mi dolor

Se transforma en un ave

Trinando una canción;

Porque aún yo conservo

El perfume y color

De la breve mañana

De mi último adios;

Porque más que importarme

Lo que pueda hacer Dios,

A mi me tiene vivo

Lo que hagamos tú y yo;

Porque como un murmullo,

Cómo un volcán con voz

Se eleva, crece y arde

En mi la inspiración;

Porque sin libertad

Yo tengo algo mejor

Que agita las ideas

Del alma al corazón,

Que en la lidia de luz

Me hace ser vencedor;

Yo tengo lo que engendra

La armonía: ¡Tengo Amor!

Fuente: http://www.freethefive.org

You must be logged in to post a comment Login