Fallo judicial favorece fondos de corporaciones en campañas políticas

Kaine, el presidente del Comité Nacional Demócrata, (DNC) emitió las siguientes declaraciones después del dictamen de la Corte Suprema que permitió el financiamiento de corporaciones a campañas políticas:

“El fallo de la Corte Suprema de hoy permitirá que el dinero de intereses empresariales inunde el proceso político, socavará la libertad e imparcialidad de las elecciones, y erosionará aún más la confianza de los votantes en nuestro sistema democrático. Es una importante victoria para compañías petroleras, bancos, aseguradoras y otros intereses particulares que ya usan su poder en Washington para ahogar las voces del estadounidense promedio.

Como dijimos en nuestra declaración como parte interesada en este caso, las restricciones a la influencia de corporaciones en elecciones son necesarias si hemos de tener un sistema que permita que se escuche a los votantes reales y a los candidatos, y si hemos de fomentar que el número récord de donantes de montos pequeños que participaron en las elecciones del 2008 sigan participando.

Este fallo cambia las normas justo cuando más donantes de cantidades pequeñas están comenzando a desempeñar una función mayor en el proceso político.

Los votantes están enojados y preocupados porque consideran que el sistema no les favorece sino que más bien está diseñado para beneficiar a los intereses particulares.

Las inquietudes de los votantes tienen fundamento, ya que hemos visto una y otra vez a ejércitos enteros de cabilderos acudir en masa al Capitolio para luchar contra todo tipo de propuestas, desde atención de salud y reforma normativa del sector financiero hasta esfuerzos por reducir el costo de energía y revertir los efectos del cambio climático en el planeta.

Este fallo socava los derechos de libre expresión de los ciudadanos cuyos puntos de vista serán acallados por los intereses de empresas adineradas cuyo objetivo es no solamente ejercer influencia sobre cuáles candidatos son elegidos, sino cómo votan una vez que ocupan el cargo.

“No es de sorprender que los republicanos aplaudan este dictamen, esto es, los mismos republicanos que han respaldado al sector empresarial de Estados Unidos año tras año para bloquear cualquier medida que podría beneficiar a estadounidenses de clase media a costa de las utilidades corporativas.

Los republicanos son sordos si creen que el enojo y disgusto que los votantes sienten en este momento hacia nuestro sistema político no se debe en gran parte a su convicción, con todo derecho, de que los intereses particulares de las corporaciones tienen demasiada influencia en los funcionarios públicos y la política pública.

En esto, los republicanos nuevamente están poniéndose del lado de los intereses particulares en vez de los intereses del pueblo.

“El Presidente Obama ha dicho que su gobierno trabajará inmediatamente con el Congreso para formular una respuesta enérgica a este dictamen, que por el bien del público, simplemente no se puede permitir que se ponga en vigor”.

You must be logged in to post a comment Login