Empresarios piden aprobación de legislación de energía limpia y clima

Por: Frances Beinecke, Presidenta del Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales (NRDC)

La semana pasada fue lanzada una campaña nacional de anuncios pidiéndole acción rápida al Congreso para aprobar la legislación de energía limpia y clima.

La campaña es respaldada por más de 80 líderes de empresas, sindicatos, iglesias, seguridad nacional y organizaciones de protección del medio ambiente.

Es importante notar la gran cantidad de grupos detrás de esta campaña, pues representan una gama de opiniones políticas y a todas las regiones a través del país. Esta campaña publicitaria nos recuerda que los estadounidenses de todos los niveles profesionales y condiciones sociales consideran que la legislación de energía limpia y clima significa más oportunidades económicas, una mayor seguridad y menos contaminación.

Este apoyo a la ley de clima y energía limpia llega mucho más allá de los 80 grupos representados en los anuncios.

Una nueva encuesta realizada por el Grupo de Investigación Benenson (Benenson Research Group) en 16 estados que estarán en disputa para las elecciones del 2010 encontró que casi el 60 por ciento de los votantes apoyan un proyecto de ley de energía que incluya límites en las emisiones de carbono y el 56 por ciento dijo que probablemente reelegirían a su senador si él o ella vota a favor de la ley.

En toda la nación hay apoyo para la legislación de energía limpia y clima, pero el entusiasmo entre la comunidad empresarial y empresas como Con Edison, Michelin, PSG & E, Toyota y Campbell’s Soup, es indicación de lo beneficiosa que seria esta ley para fortalecer la economía.

El mes pasado cuando fui a la casa blanca para hablar con el Presidente Obama sobre la legislación de energía limpia y clima, no estaba sólo en compañía de líderes del medio ambiente, allí también se encontraban ejecutivos de Duke Energy, DuPont, Exelon y Honeywell. Ellos no estaban allí para bloquear el proyecto de ley; sino para pedirle al Presidente Obama que de su apoyo.

Estas compañías, gigantes en los sectores de energía, del consumidor y la fabricación, están de acuerdo que tan pronto el país limite la contaminación de carbono, desatará una ola de inversión privada e innovación tecnológica en las tecnologías de bajo carbono como materiales de construcción eficientes, fuentes de energía renovables y coches híbridos.

Otro esfuerzo empresarial es Compañías Americanas a Favor de la Energía Limpia (American Businesses for Clean Energy) y Voces Verdes (www.vocesverdes.org). Con membresías de rápida expansión de más de 1.800 empresas que se comprometen en dar su apoyo para limitar los gases de efecto invernadero y así dar paso a una economía de energía limpia, muestra la gama de empresas que desean acción, desde líderes de la industria hasta negocios familiares en todo el país.

El mercado de energía limpia es global y todas estas empresas lo saben. Ellas entienden que sus competidores en el exterior ya están asegurándose un lugar en el mercado y no se quieren quedar atrás. Tenemos que empezar aquí en EE.UU. adoptando medidas rápidas para poder dar rienda suelta a la innovación energética. Si no lo hacemos, vamos a perder la carrera de la tecnología limpia frente a China e India, además de quedarnos detrás de otros contendientes, como Alemania y España.

A través de políticas inteligentes podremos asegurarnos un lugar en el mercado mundial de la energía limpia con oportunidades económicas y empleos aquí.

Por eso, NRDC se ha unido a estas empresas, sindicatos y otros grupos para pedir a nuestros funcionarios que nos dirijan hacia un futuro más limpio, más seguro y saludable.

You must be logged in to post a comment Login