Esperanza de Cambio Sigue Viva en el 2010

Chicago, IL. In respuesta al discurso del Presidente Obama sobre el Estado de la Unión, líderes de la Alianza Nacional de Comunidades Caribeñas y Latino Americanas (NALACC, por sus siglas en Ingles), una red de organizaciones dirigidas por inmigrantes latinoamericanos y caribeños en los Estados Unidos de América, han emitido las siguientes declaraciones:

“Nos ha animado que el Presidente Obama incluyo el tema de la reforma a nuestra profundamente inservible ley y sistema de inmigración actual como parte de sus prioridades para el 2010,” declaro Angela Sanbrano, Presidenta de NALACC. “Le urgimos al Presidente Obama a tomar pasos inmediatos e inequívocos para asegurarse que la política de inmigración sea reformada de una manera que corresponda con el preciado valor de las comunidades inmigrantes para el bienestar y el progreso de los Estados Unidos de América, y que a su vez sea congruente con los principios de justicia e igualdad enunciados por los fundadores del país,” añadió la Sra. Sanbrano. “Como lo declarara el Presidente, los Estados Unidos de América es una nación de inmigrantes de todas partes del mundo que han contribuido grandemente a esta nación. Esta declaración sigue siendo válida hoy, como lo ha sido siempre,” concluyo la Sra. Sanbrano.

“Esperamos que la alusión a valores estadounidenses informe el debate acerca de inmigrantes de manera tal que el miedo y el odio dejen de ser los criterios dominantes,” declaro Juvencio Rocha Peralta, vicepresidente de NALACC y Presidente de la Asociación de Mexicanos de Carolina del Norte (AMEXCAN), una organización miembro de NALACC en Greenville, NC. “Somos de la firme opinión que a la raíz de nuestro fallido y errático sistema de inmigración actual hay una visión del inmigrante de hoy como un ‘ilegal’ o un ‘extranjero criminal,’ las cuales son abstracciones racistas que buscan negar las genuinas contribuciones de los inmigrantes a la sociedad estadounidense”, añadió el Sr. Rocha Peralta, “Siempre y cuando estas percepciones negativas y equivocadas de los inmigrantes de hoy se mantengan, la posibilidad de aprobar cambios sensibles y humanistas a la ley de inmigración nos seguirá eludiendo,” concluyo el Sr. Rocha Peralta.

“Concordamos con el Presidente Obama en cuanto a que la crisis económica debe ser la primera prioridad de su Administración, dado que la recuperación económica no ha llegado aún a amplios segmentos de la sociedad estadounidense,” declaro Oscar A. Chacón, director ejecutivo de NALACC. “Grupos motivados por el odio y el racismo no han dudado en culpar a las comunidades inmigrantes por las dificultades económicas del país,” continuo el Sr. Chacón. “Sin embargo, la inseguridad y ansiedad económica que afecta a amplios sectores de la sociedad son el resultado de doctrinas y políticas económicas que por varias décadas han favorecido los intereses de las mega corporaciones, por encima de los intereses de las grandes mayorías,” dijo el Sr. Chacón. “En vez de hacer de las comunidades inmigrantes los chivos expiatorios de nuestros males como sociedad, debemos todos aunar esfuerzos para conseguir cambios que sean de beneficio para las mayorías,” añadió el Sr. Chacón. “Instamos al Presidente Obama a favorecer políticas públicas cuyo enfoque fundamental sea mejorar la condición de vida de las personas. En este sentido, una reforma justa y sensata a la ley de inmigración constituye un paso importante de muchos que se deben dar en el camino hacia una condición de bienestar y prosperidad de la sociedad estadounidense, incluyendo las comunidades inmigrantes,” concluyo el Sr. Chacón.

Como parte de su iniciativa denominada “SOMOS/WE ARE,” diseñada con el fin de rescatar la humanidad de las personas migrantes y resistir la retorica deshumanizante que tiende a predominar en el debate nacional sobre personas migrantes, las organizaciones miembros de NALACC se unirán a sus socios en el marco del 4to. Congreso Latino Nacional del 29 al 31 de enero, en El Paso, TX, en el lanzamiento de un plan de acción para los próximos seis meses que incluye la educación y movilización de comunidades inmigrantes y sus aliados, trabajo de educación con nuestros oficiales electos y en particular, un trabajo de sensibilización con medios de comunicación masiva con el fin de erradicar la palabra “ilegal” como adjetivo valido para dirigirse a personas migrantes, independientemente de su condición legal migratoria. La palabra “I” no debería usarse más para referirse a ningún ser humano.

You must be logged in to post a comment Login