¿Dejaremos fenecer la reforma migratoria?

Desde Washington DC

Por Walter Giovanni Monge-Cruz

Hace aproximadamente un año, durante el desarrollo de la primera cumbre internacional de la diáspora centroamericana en la Organización de Estados Americano – OEA, el ex embajador de El Salvador ante la Casa Blanca, René León, expuso su opinión sobre la ejecución de dicha reforma durante el año 2009.

Entonces, el diplomático expresó que a pesar de la euforia que embriagaba a toda la comunidad hispana en Estados Unidos, por la reciente toma de posesión del Presidente Barrack Obama, seria muy difícil que la reforma aconteciera durante ese año. La razón dada por León, se basaba principalmente, en la aguda crisis económica que azotaba a todos los estadounidenses por el creciente desempleo. Seria enormemente impopular legalizar a millones de extranjeros en un momento en el que los ciudadanos estadounidenses perdían sus empleos, acotó.

La opinión fue atinada, se hizo realidad y la discusión de la reforma migratoria se mantuvo inerte durante todo el año y ahora, a pocos días del primer informe a la nación realizado por el presidente Obama, nos damos cuenta que, la discusión de este tema de extrema importancia para nuestra comunidad fenece en el horizonte político de Washington DC. ¿La razón? Es un año electoral que determinara al nuevo congreso.

En su discurso, Obama, apenas hizo una breve mención al tema, sin embargo, hizo un énfasis importante a los líderes políticos para que dejen de ver todos los temas este año como una amenaza a sus carreras políticas debido a las elecciones del próximo noviembre. La derrota electoral sufrida por los demócratas en Massachusetts recientemente, es una derrota para la reforma migratoria, pero será ínfima, en comparación a la que pueden sufrir en Noviembre a manos de la comunidad latina, si el tema de migración no avanza.

Los líderes del partido demócrata, así como, el presidente Obama, deben tomar muy en cuenta, que la fuerza electoral hispana se volcó a favor de su partido, desde las elecciones de 2006 con el propósito de allanar el camino a la obtención de la legalización de millones de nuestros hermanos. El voto hispano entonces, cambió la balanza de poder en el congreso, dándole al partido demócrata la mayoría en la cámara baja, por primera vez desde 1994.

La honorable senadora, Nancy Pelosi dijo al asumir el poder del nuevo congreso ese año: “Los demócratas están de vuelta…hoy hacemos historia, hoy cambiamos el rumbo de nuestro país”. Desde entonces, la mayoría del electorado hispano ha continuado apoyando a un partido que ha prometido hacer realidad el sueño de millones de seres humanos honestos que trabajan duro por el bienestar de su familia y de este país.

Es encomiable la acción del honorable senador Luis Gutiérrez, pero, es necesario que como comunidad presionemos para que en la agenda política de este año la propuesta del senador de Illinois avance y sea aprobada. No podemos mostrar indiferencia ante una lucha política que es del interés de todos los que creemos en la igualdad y la justicia social.

Tenemos que llamar a los representantes públicos a sus oficinas y apoyar los esfuerzos de las organizaciones comunitarias que lideran esta lucha social. El partido demócrata debe saber del error político que significaría engavetar un año mas la reforma migratoria. No dejemos fenecer el camino a la inclusión social y el sueño americano para millones de seres humanos honestos que aspiran a salir de las sombras y ser reconocidos por su valor al crecimiento de esta nación. Además, es imperativo que los gobiernos latinoamericanos utilicen sus brazos diplomáticos para impulsar la reforma que beneficiaria a sus ciudadanos en el exterior y apoyar a las organizaciones comunitarias en sus esfuerzos de promulgación y acción cívica.

Walter G. Monge-Cruz

Secretario General

Comision Civica Democratica – CCD

www.comisioncivicademocratica.org

You must be logged in to post a comment Login